Leviticus - Books of the Bible - King James Version

Libro de Levítico

Versión King James

001:001 Y Jehová llamó a Moisés, y le habló desde el
tabernáculo de reunión, diciendo:

001:002 Habla a los hijos de Israel, y diles: Si alguno
varón de vosotros traiga ofrenda a Jehová, traeréis
vuestra ofrenda de las bestias, de las vacas, y de los
rebaño.

001:003 Si su ofrenda fuere holocausto de ganado vacuno, que
varón sin defecto lo ofrecerá; de su propia mano lo ofrecerá
voluntad voluntaria a la puerta del tabernáculo del
congregación delante de Jehová.

001:004 Y pondrá su mano sobre la cabeza del holocausto;
y le será acepto para hacer expiación por él.

001:005 Y degollará el becerro delante de Jehová; y el
sacerdotes, hijos de Aarón, traerán la sangre, y rociarán el
sangre alrededor sobre el altar que está a la puerta del
tabernáculo de reunión.

001:006 Y desollará el holocausto, y lo cortará en su
piezas.

001:007 Y los hijos de Aarón el sacerdote pondrán fuego sobre el
altar, y poned la leña sobre el fuego;

001:008 Y los sacerdotes hijos de Aarón pondrán las partes, la cabeza,
y la grasa, en orden sobre la leña que está sobre el fuego que
está sobre el altar:

001:009 Pero sus entrañas y sus piernas se lavará con agua, y el
el sacerdote lo quemará todo sobre el altar, en holocausto,
ofrenda encendida de olor grato a Jehová.

001:010 Y si su ofrenda fuere de rebaños, es decir, de ovejas, o
de los machos cabríos, para holocausto; le traerá un macho
sin defecto

001:011 Y lo degollará al lado norte del altar delante
Jehová; y los sacerdotes, hijos de Aarón, rociarán su
sangre alrededor sobre el altar.

001:012 Y lo cortará en pedazos, con su cabeza y su
grasa; y el sacerdote las pondrá en orden sobre la leña que
está sobre el fuego que está sobre el altar:

001:013 Pero lavará con agua los intestinos y las piernas, y los
el sacerdote lo traerá todo, y lo quemará sobre el altar; es un
holocausto, ofrenda encendida, de olor grato
al SEÑOR.

001:014 Y si el holocausto de su ofrenda a Jehová fuere de
aves, entonces traerá su ofrenda de tórtolas, o de
palomas jóvenes.

001:015 Y el sacerdote lo traerá al altar, y lo escurrirá
su cabeza, y quemadla sobre el altar; y la sangre de ella
será exprimido a un lado del altar:

001:016 Y arrancará su buche con sus plumas, y arrojará
junto al altar, al oriente, junto al lugar del
cenizas:

001:017 Y lo partirá con sus alas, pero no
lo partirá en dos, y el sacerdote lo quemará sobre la
altar, sobre la leña que está sobre el fuego: es un fuego quemado
sacrificio, ofrenda encendida, de olor grato a
El Señor.

002:001 Y cuando alguno ofreciere ofrenda vegetal a Jehová, su
la ofrenda será de flor de harina; y derramará aceite sobre
y ponle incienso:

002:002 Y lo traerá a los hijos de Aarón, los sacerdotes; y él
tomará de allí su puñado de su harina, y de
su aceite, con todo su incienso; y el
sacerdote hará arder su memoria sobre el altar, para que sea un
ofrenda encendida de olor grato a Jehová:

002:003 Y el remanente de la ofrenda de cereal será de Aarón y de su
hijos: es cosa santísima de las ofrendas de Jehová
hecho por fuego.

002:004 Y si ofrecieres ofrenda de presente cocida en el
horno, serán tortas de flor de harina sin levadura amasadas con
aceite, o hojaldres sin levadura untadas con aceite.

002:005 Y si tu oblación fuere ofrenda de cereal cocida en sartén,
será de flor de harina sin levadura, amasada con aceite.

002:006 La partirás en pedazos, y derramarás aceite sobre ella: es una
ofrenda de carne.

002:007 Y si tu oblación fuere ofrenda cocida en sartén,
será de flor de harina con aceite.

002:008 Y traerás la ofrenda de alimento que se hace de estos
cosas a Jehová; y cuando sea presentado al
sacerdote, lo traerá al altar.

002:009 Y el sacerdote tomará de la ofrenda de cereal un memorial
de él, y lo quemará sobre el altar; es una ofrenda
hecha por fuego, de olor grato a Jehová.

002:010 Y lo que quede de la ofrenda será para Aarón
y de sus hijos: es cosa santísima de las ofrendas de los
Jehová hecho por fuego.

002:011 Ninguna ofrenda de alimento que ofreciereis a Jehová será
hecho con levadura; porque no quemaréis levadura, ni miel alguna,
en toda ofrenda encendida a Jehová.

002:012 En cuanto a la ofrenda de las primicias, las ofreceréis
a Jehová; mas no serán quemados sobre el altar por
dulce sabor

002:013 Y toda oblación de tu ofrenda de comida la sazonarás con
sal; ni sufrirás la sal del pacto de
tu Dios falte de tu ofrenda de cereal: con todo tu
ofrendas ofrecerás sal.

002:014 Y si ofreces una ofrenda de cereal de tus primicias a los
Señor, ofrecerás por la ofrenda de cereal de tu
primicias mazorcas verdes secadas al fuego, incluso maíz
golpeado de orejas llenas.

002:015 Y le pondrás aceite y le pondrás incienso:
es una ofrenda de carne.

002:016 Y el sacerdote quemará en memoria de ella, parte del
su grano molido, y parte de su aceite, con todo el
su incienso: es una ofrenda encendida a los
SEÑOR.

003:001 Y si su ofrenda es un sacrificio de ofrenda de paz, si él
ofrécelo de la manada; ya sea varón o hembra, deberá
ofrecedla sin defecto delante de Jehová.

003:002 Y pondrá su mano sobre la cabeza de su ofrenda, y
matarlo a la puerta del tabernáculo de reunión, y
los hijos de Aarón, los sacerdotes, rociarán la sangre sobre la
altar alrededor.

003:003 Y ofrecerá del sacrificio de la ofrenda de paz una
ofrenda encendida a Jehová; la grasa que cubre el
entrañas, y toda la grasa que está sobre las entrañas,

003:004 Y los dos riñones, y la grasa que está sobre ellos, que es por
los flancos, y el redaño encima del hígado, con los riñones, se
se llevará.

003:005 Y los hijos de Aarón lo quemarán en el altar sobre el quemado
sacrificio, que está sobre la leña que está en el fuego: es
ofrenda encendida de olor grato a Jehová.

003:006 Y si su ofrenda como sacrificio de ofrenda de paz a los
Señor sea del rebaño; varón o hembra, lo ofrecerá
sin defecto

003:007 Si ofrece un cordero como su ofrenda, entonces lo ofrecerá
ante el SEÑOR.

003:008 Y pondrá su mano sobre la cabeza de su ofrenda, y
matarlo delante del tabernáculo de reunión; y el de Aarón
hijos rociarán su sangre alrededor sobre el
altar.

003:009 Y ofrecerá del sacrificio de la ofrenda de paz una
ofrenda encendida a Jehová; su grasa, y la
toda la rabadilla, la cortará duramente por la columna vertebral; y el
sebo que cubre los intestinos, y todo el sebo que está sobre
el interior,

003:010 Y los dos riñones, y la grasa que está sobre ellos, que es
por los costados, y el redaño sobre el hígado, con los riñones,
él lo quitará.

003:011 Y el sacerdote lo quemará sobre el altar: es la comida de
la ofrenda encendida a Jehová.

003:012 Y si su ofrenda fuere un macho cabrío, la ofrecerá delante
El Señor.

003:013 Y pondrá su mano sobre su cabeza, y lo matará
delante del tabernáculo de reunión; y los hijos de
Aarón rociará su sangre sobre el altar alrededor
sobre.

003:014 Y ofrecerá de ello su ofrenda, una ofrenda hecha
por fuego a Jehová; la grosura que cubre los intestinos, y
toda la grasa que está sobre las entrañas,

003:015 Y los dos riñones, y la grasa que está sobre ellos, que es
por los costados, y el redaño sobre el hígado, con los riñones,
él lo quitará.

003:016 Y el sacerdote los quemará sobre el altar: es la comida
de la ofrenda encendida de olor grato: todo el sebo
es del SEÑOR.

003:017 Será estatuto perpetuo por vuestras generaciones
en todas vuestras habitaciones, para que no comáis grosura ni
sangre.

004:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

004:002 Habla a los hijos de Israel, diciendo: Si un alma pecare
por ignorancia contra cualquiera de los mandamientos de Jehová
acerca de cosas que no se deben hacer, y se harán
contra cualquiera de ellos:

004:003 Si el sacerdote que ha sido ungido pecare conforme al pecado de
la gente; entonces que traiga por su pecado que ha cometido
pecado, un becerro sin defecto a Jehová por
ofrenda por el pecado.

004:004 Y traerá el becerro a la puerta del tabernáculo
de la congregación delante de Jehová; y pondrá su mano
sobre la cabeza del becerro, y degollad el becerro delante de Jehová.

004:005 Y el sacerdote ungido tomará del becerro
sangre, y llevadla al tabernáculo de reunión;

004:006 Y el sacerdote mojará su dedo en la sangre, y rociará
de la sangre siete veces delante de Jehová, delante del velo de
el santuario.

004:007 Y el sacerdote untará de la sangre sobre los cuernos de
el altar del incienso aromático delante de Jehová, que está en el
tabernáculo de reunión; y derramará toda la sangre
del becerro al pie del altar de los quemados
ofrenda, que está a la puerta del tabernáculo del
congregación.

004:008 Y le quitará toda la grasa al becerro para
la ofrenda por el pecado; la grosura que cubre los intestinos, y todo
la grasa que está sobre las entrañas,

004:009 Y los dos riñones, y la grasa que está sobre ellos, que es
por los costados, y el redaño sobre el hígado, con los riñones,
se lo quitará,

004:010 Como fue quitado del novillo del sacrificio de la paz
ofrendas, y el sacerdote las quemará sobre el altar de
el holocausto.

004:011 Y la piel del becerro, y toda su carne, con su cabeza,
y con sus piernas, y sus entrañas, y su estiércol,

004:012 Incluso todo el becerro lo llevará fuera del campamento
a un lugar limpio, donde se echan las cenizas y se queman
él sobre la leña con fuego: donde se echan las cenizas
será quemado.

004:013 Y si toda la congregación de Israel pecare por yerro,
y la cosa sea encubierta de los ojos de la asamblea, y ellos
habéis hecho algo contra alguno de los mandamientos de Jehová
sobre cosas que no se deben hacer, y son culpables;

004:014 Cuando se conozca el pecado que han cometido contra él,
entonces la congregación ofrecerá un novillo por el pecado,
y tráelo delante del tabernáculo de reunión.

004:015 Y los ancianos de la congregación impondrán sus manos sobre
la cabeza del becerro delante de Jehová; y el becerro será
morir delante de Jehová.

004:016 Y el sacerdote ungido traerá del becerro
sangre al tabernáculo de reunión:

004:017 Y el sacerdote mojará su dedo en un poco de la sangre, y
rocíalo siete veces delante de Jehová, delante del velo.

004:018 Y pondrá de la sangre sobre los cuernos del altar
que está delante de Jehová, que está en el tabernáculo del
congregación, y derramará toda la sangre en el fondo
del altar del holocausto, que está a la puerta de
el tabernáculo de reunión.

004:019 Y tomará de sí toda su grasa, y la quemará sobre la
altar.

004:020 Y hará con el becerro como hizo con el becerro
como ofrenda por el pecado, así hará con esto; y el sacerdote
hará expiación por ellos, y será perdonado
a ellos.

004:021 Y sacará el becerro fuera del campamento, y
quemadlo como quemó el primer becerro: es ofrenda por el pecado
para la congregación.

004:022 Cuando un gobernante ha pecado, y hecho algo por ignorancia
contra cualquiera de los mandamientos de Jehová su Dios acerca de
cosas que no se deben hacer, y es culpable;

004:023 O si su pecado, en que ha cometido, llega a su conocimiento;
traerá su ofrenda, un cabrito de las cabras, un macho
sin defecto:

004:024 Y pondrá su mano sobre la cabeza del macho cabrío, y matará
en el lugar donde sacrifican el holocausto delante del
SEÑOR: es una ofrenda por el pecado.

004:025 Y el sacerdote tomará de la sangre de la ofrenda por el pecado
con su dedo, y lo puso sobre los cuernos del altar de
holocausto, y derramará su sangre en el fondo de
el altar de la ofrenda quemada.

004:026 Y quemará toda su grasa sobre el altar, como la grasa de
el sacrificio de las ofrendas de paz; y el sacerdote hará un
expiación por él en cuanto a su pecado, y será
perdonado

004:027 Y si alguno de la gente común peca por ignorancia,
mientras hace algo contra alguno de los mandamientos del
Señor acerca de las cosas que no se deben hacer, y sé
culpable;

004:028 O si llegare a su conocimiento su pecado que ha cometido,
entonces traerá su ofrenda, una cabra de las cabras, una hembra
sin mancha, por su pecado que cometió.

004:029 Y pondrá su mano sobre la cabeza de la ofrenda por el pecado,
y sacrificaréis la ofrenda por el pecado en el lugar del holocausto.

004:030 Y el sacerdote tomará de su sangre con su
dedo, y ponlo sobre los cuernos del altar del holocausto
ofrenda, y derramará toda su sangre en el
fondo del altar.

004:031 Y le quitará toda la grasa, como la grasa es
quitado del sacrificio de las ofrendas de paz; y el
sacerdote lo hará arder sobre el altar en olor grato para
El Señor; y el sacerdote hará expiación por él, y
le será perdonado.

004:032 Y si trae un cordero como ofrenda por el pecado, lo traerá como
hembra sin mancha.

004:033 Y pondrá su mano sobre la cabeza de la ofrenda por el pecado,
y lo sacrificarán como ofrenda por el pecado en el lugar donde matan
el holocausto.

004:034 Y el sacerdote tomará de la sangre de la ofrenda por el pecado
con su dedo, y lo puso sobre los cuernos del altar de
holocausto, y derramará toda su sangre en
el fondo del altar:

004:035 Y le quitará todo su sebo, como el sebo de la
se quita el cordero del sacrificio de las ofrendas de paz;
y el sacerdote los quemará sobre el altar, conforme a
las ofrendas encendidas a Jehová; y el sacerdote
hará expiación por el pecado que ha cometido, y será
será perdonado.

005:001 Y si un alma pecare, y oyere la voz que jura, y fuere
testigo, ya sea que haya visto o sabido de ello; si el no lo hace
pronuncie, entonces él llevará su iniquidad.

005:002 O si un alma toca alguna cosa inmunda, ya sea un cadáver
de un animal inmundo, o del cadáver de un animal inmundo, o de la
cadáver de reptil inmundo, y si estuviere escondido de
a él; él también será inmundo y culpable.

005:003 O si toca la inmundicia del hombre, cualquiera que sea la inmundicia
acontecerá que el hombre sea contaminado con todo, y se oculte de
a él; cuando él lo sepa, entonces será culpable.

005:004 O si un alma jura, pronunciándose con sus labios para hacer el mal, o
para hacer el bien, sea lo que fuere que el hombre pronuncie con
juramento, y será encubierto de él; cuando lo sepa, entonces
él será culpable en uno de estos.

005:005 Y será, cuando él sea culpable en uno de estos
cosas, que confesará que ha pecado en aquello
cosa:

005:006 Y traerá su expiación a Jehová por su
pecado que hubiere cometido, una hembra del rebaño, una cordera o una
cabrito de las cabras, como ofrenda por el pecado; y el sacerdote
haz expiación por él de su pecado.

005:007 Y si no puede traer un cordero, entonces traerá para
su pecado que ha cometido, dos tórtolas, o dos
pichones, al SEÑOR; uno para la ofrenda por el pecado, y el
otra para holocausto.

005:008 Y los traerá al sacerdote, el cual los ofrecerá
que es para la ofrenda por el pecado primero, y le cortará la cabeza
de su cuello, pero no lo partirá en dos:

005:009 Y esparcirá de la sangre de la ofrenda por el pecado sobre
el costado del altar; y el resto de la sangre será
exprimido en el fondo del altar: es una ofrenda por el pecado.

005:010 Y ofrecerá el segundo en holocausto, según
a la manera; y el sacerdote hará expiación por él
por su pecado que cometió, y le será perdonado
a él.

005:011 Pero si no puede traer dos tórtolas, o dos pichones
palomas, entonces el que pecó traerá por su ofrenda el
la décima parte de un efa de flor de harina para ofrenda por el pecado; él
no le echará aceite, ni le pondrá
incienso sobre él: porque es una ofrenda por el pecado.

005:012 Entonces lo traerá al sacerdote, y el sacerdote lo
toma su puñado, en memoria de él, y quémalo
sobre el altar, conforme a las ofrendas encendidas al
SEÑOR: es una ofrenda por el pecado.

005:013 Y el sacerdote hará expiación por él en cuanto a su
pecado que ha cometido en alguno de estos, y será
perdonado; y el remanente será del sacerdote, como la comida
ofrecimiento.

005:014 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

005:015 Si un alma cometiere prevaricación, y pecare por yerro, en el
las cosas santas de Jehová; entonces traerá por su pecado
a Jehová un carnero sin defecto de los rebaños, con
tu estimación en siclos de plata, según el siclo del
santuario, en expiación por la culpa.

005:016 Y reparará el daño que ha hecho en el
cosa sagrada, y le añadirá la quinta parte, y le dará
al sacerdote; y el sacerdote hará expiación por
él con el carnero de la ofrenda por la culpa, y será
perdonado

005:017 Y si alguna alma pecare, y cometiere alguna de estas cosas que son
prohibido por los mandamientos de Jehová; sin embargo
él no lo sabía, pero es culpable, y llevará su iniquidad.

005:018 Y traerá un carnero sin defecto del rebaño,
con tu estimación, en expiación por la culpa, al sacerdote:
y el sacerdote hará expiación por él por su
ignorancia en que erró y no lo supo, y será
perdonado

005:019 Es una ofrenda por la transgresión: él ciertamente ha transgredido
contra el SEÑOR.

006:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

006:002 Si alguna persona pecare y pecare contra Jehová, y mintiere
a su prójimo en aquello que le fue entregado para guardar, o
en compañerismo, o en cosa arrebatada por violencia, o tiene
engañó a su prójimo;

006:003 O ha encontrado lo que se había perdido, y miente al respecto,
y jura falsamente; en cualquiera de todas estas cosas que el hombre hace,
pecando en él:

006:004 Entonces sucederá, porque ha pecado y es culpable, que
devolverá lo que le quitó con violencia, o el
cosa que ha obtenido con engaño, o lo que fue
lo entregó para que lo guardara, o lo perdido que halló,

006:005 O todo aquello sobre lo cual ha jurado en falso; él incluso
restituirá en lo principal, y añadirá la quinta parte más
a ella, y dársela a quien corresponda, en el
día de su ofrenda por la culpa.

006:006 Y traerá su ofrenda por la culpa a Jehová, un carnero
sin defecto del rebaño, según tu estimación, para un
ofrenda por la culpa, al sacerdote:

006:007 Y el sacerdote hará expiación por él delante del
Señor: y le será perdonado cualquier cosa de todo lo que
ha hecho al traspasarla.

006:008 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

006:009 Manda a Aarón y a sus hijos, diciendo: Esta es la ley del
holocausto: Es el holocausto, a causa del
ardiendo sobre el altar toda la noche hasta la mañana, y el
fuego del altar arderá en él.

006:010 Y el sacerdote se pondrá su vestidura de lino, y su lino
calzoncillos se pondrá sobre su carne, y recogerá las cenizas
que el fuego ha consumido con el holocausto sobre el
altar, y los pondrá junto al altar.

006:011 Y se quitará sus vestiduras, y se pondrá otras vestiduras,
y sacad las cenizas fuera del campamento, a un lugar limpio.

006:012 Y el fuego sobre el altar arderá en él; será
no se apagará; y el sacerdote hará arder leña sobre él cada
mañana, y dispondrás sobre él el holocausto; y el
quemará sobre él la grasa de las ofrendas de paz.

006:013 El fuego siempre arderá sobre el altar; nunca
salir.

006:014 Y esta es la ley de la ofrenda de cereal: los hijos de Aarón
la ofrecerá delante de Jehová, delante del altar.

006:015 Y tomará de ella un puñado, de la harina de la carne
ofrenda, y de su aceite, y todo el incienso
que está sobre la ofrenda de cereal, y la quemará sobre la
altar en olor grato, su memorial, a los
SEÑOR.

006:016 Y el sobrante de ella lo comerán Aarón y sus hijos, con
se comerán panes sin levadura en el lugar santo; en el
atrio del tabernáculo de reunión lo comerán.

006:017 No se cocerá con levadura. se lo he dado
por su porción de mis ofrendas encendidas; es lo mas
santo, como la ofrenda por el pecado, y como la ofrenda por la culpa.

006:018 Todos los varones de los hijos de Aarón comerán de él. Eso
será estatuto perpetuo en vuestras generaciones acerca de la
ofrendas encendidas a Jehová: todo aquel que toque
ellos serán santos.

006:019 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

006:020 Esta es la ofrenda de Aarón y de sus hijos, que
ofrecerá a Jehová el día de su unción; el
la décima parte de un efa de flor de harina para ofrenda de presente
perpetuo, la mitad por la mañana, y la otra mitad por la mañana.
noche.

006:021 En sartén se hará con aceite; y cuando esté cocido, tú
lo traeréis; y los pedazos cocidos de la ofrenda de cereal
ofrecerás en olor grato a Jehová.

006:022 Y el sacerdote de sus hijos que fuere ungido en su lugar,
ofrécela: es estatuto perpetuo a Jehová; será
totalmente quemado.

006:023 Porque toda ofrenda de alimento para el sacerdote será totalmente quemada:
no se comerá.

006:024 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

006:025 Habla a Aarón y a sus hijos, y diles: Esta es la ley de
la ofrenda por el pecado: En el lugar donde se ofrece el holocausto
muerta será la ofrenda por el pecado delante de Jehová: es
santísima

006:026 El sacerdote que la ofreciere por el pecado la comerá: en el lugar santo
lugar se comerá, en el atrio del tabernáculo del
congregación.

006:027 Todo lo que tocare su carne será santo, y
cuando se salpica de su sangre sobre cualquier vestido,
lavarás aquello sobre lo que fue rociado en el santo
sitio.

006:028 Pero la vasija de barro en que fuere cocida será quebrada;
y si fuere cocido en olla de bronce, será fregado,
y enjuagado en agua.

006:029 Todo varón de entre los sacerdotes comerá de ella; es lo más
santo.

006:030 Y ninguna ofrenda por el pecado, de la cual parte de la sangre sea traída a
el tabernáculo de reunión para reconciliar con todos en el
lugar santo, será comida: será quemada en el fuego.

007:001 Así también esta es la ley de la ofrenda por la culpa: es lo más
santo.

007:002 En el lugar donde sacrifican el holocausto,
matará la ofrenda por la culpa, y su sangre será
rociar alrededor sobre el altar.

007:003 Y ofrecerá de él toda su grasa; la grupa, y
la grasa que cubre los intestinos,

007:004 Y los dos riñones, y la grasa que está sobre ellos, que es por
los flancos, y el redaño que está sobre el hígado, con el
riñones, se los quitará:

007:005 Y el sacerdote los quemará sobre el altar como ofrenda
hecha por fuego a Jehová: es una ofrenda por la culpa.

007:006 Todo varón de entre los sacerdotes comerá de ella; será
comido en el lugar santo: es santísimo.

007:007 Como es la ofrenda por el pecado, así es la ofrenda por la culpa: hay
una sola ley para ellos: el sacerdote que haga expiación con ellos
lo tendré.

007:008 Y el sacerdote que ofreciere holocausto de alguno, aun
el sacerdote tendrá para sí la piel del quemado
ofrenda que ha ofrecido.

007:009 Y toda ofrenda de cereal que se cociere en horno, y toda
que se aderece en la sartén, y en la sartén, será el
del sacerdote que lo ofrece.

007:010 Y toda ofrenda de cereal amasada con aceite y seca, será toda
los hijos de Aarón tienen tanto el uno como el otro.

007:011 Y esta es la ley del sacrificio de las ofrendas de paz, que
él ofrecerá a Jehová.

007:012 Si lo ofrece en acción de gracias, entonces lo ofrecerá con
el sacrificio de acción de gracias de tortas sin levadura amasadas con
aceite, y hojaldres sin levadura untadas con aceite, y tortas
amasado con aceite, de harina fina, frito.

007:013 Además de las tortas, ofrecerá por su ofrenda levadura
pan con el sacrificio de acción de gracias de su paz
ofrendas

007:014 Y de él ofrecerá uno de toda la ofrenda por un
ofrenda elevada a Jehová, y será ofrenda del sacerdote
que rocía la sangre de las ofrendas de paz.

007:015 Y la carne del sacrificio de sus ofrendas de paz por
la acción de gracias se comerá el mismo día que se ofrece;
no dejará nada de él para la mañana.

007:016 Pero si el sacrificio de su ofrenda es un voto, o un voluntario
ofrenda, se comerá el mismo día en que ofrezca su
sacrificio; y al día siguiente también lo que sobrare será
comido:

007:017 Pero el resto de la carne del sacrificio en el tercer
día será quemado con fuego.

007:018 Y si algo de la carne del sacrificio de su paz
ofrendas se comen en absoluto en el tercer día, no será
aceptado, ni se le imputará al que ofrece
será abominación, y la persona que de él comiere
llevará su iniquidad.

007:019 Y la carne que toque cualquier cosa inmunda no será
comido; será quemado con fuego; y en cuanto a la carne, todo
los que estén limpios comerán de él.

007:020 Pero el alma que come de la carne del sacrificio de
ofrendas de paz, que pertenecen a Jehová, que tienen su
inmundicia sobre él, esa alma será cortada de su
personas.

007:021 Además, la persona que tocare alguna cosa inmunda, como el
inmundicia de hombre, o de cualquier animal inmundo, o de cualquier cosa abominable
cosa inmunda, y comeréis de la carne del sacrificio de paz
ofrendas que son para Jehová, esa alma será
ser cortado de su pueblo.

007:022 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

007:023 Habla a los hijos de Israel y diles: No comeréis
forma de grasa, de buey, o de oveja, o de cabra.

007:024 Y la grosura de la bestia que muere por sí misma, y ​​la grosura de
lo que es desgarrado por las fieras, puede ser usado en cualquier otro uso:
mas no comeréis de él.

007:025 Porque cualquiera que comiere la grasa de la bestia, de la cual los hombres ofrecen
ofrenda encendida a Jehová, el alma que
come, será cortado de su pueblo.

007:026 Ninguna sangre comeréis, ya sea de
de aves o de bestias, en cualquiera de vuestras habitaciones.

007:027 Cualquier alma que coma cualquier tipo de sangre, incluso
esa alma será cortada de su pueblo.

007:028 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

007:029 Habla a los hijos de Israel, diciendo: El que ofrece
el sacrificio de sus ofrendas de paz a Jehová traerá
su ofrenda a Jehová del sacrificio de su paz
ofrendas

007:030 Sus propias manos traerán las ofrendas de Jehová hechas por
fuego, la grosura con el pecho traerá, para que el
el pecho sea mecido como ofrenda mecida delante de Jehová.

007:031 Y el sacerdote quemará la grasa sobre el altar; pero el
pecho será de Aarón y de sus hijos.

007:032 Y daréis la espaldilla derecha al sacerdote por un
ofrenda alzada de los sacrificios de vuestras ofrendas de paz.

007:033 El que de los hijos de Aarón ofrece la sangre de los
las ofrendas de paz y la grosura tendrán la espaldilla derecha
por su parte.

007:034 Porque el pecho ondulado y el hombro levantado he tomado del
hijos de Israel de los sacrificios de su paz
ofrendas, y las he dado al sacerdote Aarón y a
sus hijos por estatuto perpetuo de entre los hijos de
Israel.

007:035 Esta es la porción de la unción de Aarón, y de la
unción de sus hijos, de las ofrendas hechas a Jehová
por el fuego, el día que los presentó para servir a
el SEÑOR en el oficio del sacerdote;

007:036 que mandó Jehová que se les diera de los hijos de
Israel, el día que él los ungió, por estatuto para
siempre a lo largo de sus generaciones.

007:037 Esta es la ley del holocausto, de la ofrenda de cereal,
y de la ofrenda por el pecado, y de la ofrenda por la culpa, y de
las consagraciones, y del sacrificio de la paz
ofrendas;

007:038 la cual mandó Jehová a Moisés en el monte Sinaí, el día que
ordenó a los hijos de Israel que ofrecieran sus ofrendas
a Jehová, en el desierto de Sinaí.

008:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

008:002 Toma a Aarón y a sus hijos consigo, y las vestiduras, y los
aceite de la unción, y un becerro para la ofrenda por el pecado, y dos
carneros y un canastillo de panes sin levadura;

008:003 Y reúne a toda la congregación a la puerta de
el tabernáculo de reunión.

008:004 E hizo Moisés como Jehová le mandó; y la asamblea fue
reunidos a la puerta del tabernáculo del
congregación.

008:005 Y Moisés dijo a la congregación: Esto es lo que
Jehová mandó que se hiciera.

008:006 Y Moisés trajo a Aarón y a sus hijos, y los lavó con
agua.

008:007 Y le puso la túnica, y le ciñó el cinto,
y lo vistió con el manto, y puso sobre él el efod, y
lo ciñó con el curioso cinto del efod, y lo ató
a él con eso.

008:008 Y le puso el pectoral; también le puso el
coraza el Urim y el Tumim.

008:009 Y puso la mitra sobre su cabeza; también sobre la mitra, aun
sobre su frente, puso la plancha de oro, el santo
corona; como Jehová lo mandó a Moisés.

008:010 Y Moisés tomó el aceite de la unción, y ungió el tabernáculo
y todo lo que en él había, y los santificó.

008:011 Y roció de ella sobre el altar siete veces, y
ungió el altar y todos sus utensilios, tanto la fuente como su
pie, para santificarlos.

008:012 Y derramó del aceite de la unción sobre la cabeza de Aarón, y
lo ungió, para santificarlo.

008:013 Y Moisés trajo a los hijos de Aarón, y les puso las túnicas, y
los ciñó con fajas y les puso cofias; como el
Jehová mandó a Moisés.

008:014 Y trajo el becerro de la expiación; y Aarón y
sus hijos pusieron sus manos sobre la cabeza del novillo para el
ofrenda por el pecado.

008:015 Y lo mató; y Moisés tomó la sangre, y la puso sobre el
cuernos del altar alrededor con su dedo, y purificó
el altar, y derramó la sangre al pie del altar,
y la santificó, para hacer expiación sobre ella.

008:016 Y tomó toda la grasa que estaba sobre los intestinos, y la
redaño sobre el hígado, y los dos riñones, y su grasa, y
Moisés lo quemó sobre el altar.

008:017 Pero el becerro y su cuero, su carne y su estiércol, él
quemado con fuego fuera del campamento; como Jehová lo mandó a Moisés.

008:018 Y trajo el carnero para el holocausto; y Aarón y
sus hijos pusieron sus manos sobre la cabeza del carnero.

008:019 Y lo mató; y Moisés roció la sangre sobre el altar
alrededor

008:020 Y cortó el carnero en pedazos; y Moisés quemó la cabeza, y
los pedazos, y la grasa.

008:021 Y lavó los intestinos y las piernas en agua; y Moisés
quemó todo el carnero sobre el altar: era holocausto
para olor grato y ofrenda encendida a los
SEÑOR; como Jehová lo mandó a Moisés.

008:022 Y trajo el otro carnero, el carnero de las consagraciones; y
Aarón y sus hijos pusieron sus manos sobre la cabeza del carnero.

008:023 Y lo mató; y Moisés tomó de su sangre, y la puso
sobre la punta de la oreja derecha de Aarón, y sobre el pulgar de su
mano derecha, y sobre el dedo gordo del pie derecho.

008:024 Y trajo los hijos de Aarón, y Moisés untó de la sangre sobre
la punta de su oreja derecha, y sobre los pulgares de su mano derecha
manos, y sobre los dedos gordos de sus pies derechos; y Moisés
roció la sangre sobre el altar alrededor.

008:025 Y tomó el sebo y la rabadilla, y todo el sebo que
sobre las entrañas, y el redaño sobre el hígado, y los dos
riñones con su grasa, y la espaldilla derecha;

008:026 Y del canastillo de los panes sin levadura, que estaba delante del
Señor, tomó una torta sin levadura y una torta de pan de aceite,
y una hojaldre, y ponlos sobre la grosura, y a la derecha
hombro:

008:027 Y lo puso todo en las manos de Aarón y en las manos de sus hijos,
y los meció como ofrenda mecida delante de Jehová.

008:028 Y Moisés se los quitó de las manos y los quemó en
el altar sobre el holocausto: eran consagraciones para
olor grato: es ofrenda encendida a Jehová.

008:029 Y tomó Moisés el pecho, y lo meció como ofrenda mecida
delante de Jehová; porque del carnero de las consagraciones era de Moisés
parte; como Jehová lo mandó a Moisés.

008:030 Y tomó Moisés del aceite de la unción, y de la sangre que
estaba sobre el altar, y lo roció sobre Aarón y sobre su
vestiduras, y sobre sus hijos, y sobre las vestiduras de sus hijos con
a él; y santificó a Aarón y sus vestidos, a sus hijos y a
las vestiduras de sus hijos con él.

008:031 Y dijo Moisés a Aarón y a sus hijos: Coced la carne en
a la puerta del tabernáculo de reunión, y comeréis allí
con el pan que está en el canastillo de las consagraciones, como yo
ordenó, diciendo: Aarón y sus hijos la comerán.

008:032 Y lo que quede de la carne y del pan será
ardéis con fuego.

008:033 Y no saldréis de la puerta del tabernáculo del
congregación en siete días, hasta los días de vuestro
consagración habrá llegado a su fin: durante siete días consagrará
Uds.

008:034 Como ha hecho hoy, así ha mandado Jehová que se haga, para
hacer una expiación por ti.

008:035 Habitaréis, pues, a la puerta del tabernáculo del
congregación día y noche siete días, y tendréis el cargo de
Jehová, para que no muráis, porque así me lo ha mandado.

008:036 E hicieron Aarón y sus hijos todas las cosas que mandó Jehová
por la mano de Moisés.

009:001 Y sucedió que al octavo día Moisés llamó a Aarón
y sus hijos, y los ancianos de Israel;

009:002 Y dijo a Aarón: Toma para ti un becerro por pecado
ofrenda, y un carnero para holocausto, sin defecto, y
ofrécelos delante de Jehová.

009:003 Y a los hijos de Israel hablarás, diciendo: Tomad
vosotros un cabrito para expiación; y un ternero y un
cordero, ambos de un año, sin defecto, para un holocausto
ofrecimiento;

009:004 También un becerro y un carnero para ofrendas de paz, para sacrificar
delante de Jehová; y una ofrenda de cereal amasada con aceite, porque para
día se te aparecerá el SEÑOR.

009:005 Y trajeron lo que mandó Moisés delante del
tabernáculo de reunión; y toda la congregación se acercó
se acercó y se puso delante de Jehová.

009:006 Y dijo Moisés: Esto es lo que mandó Jehová
que debéis hacer; y la gloria de Jehová se mostrará a
Uds.

009:007 Y dijo Moisés a Aarón: Ve al altar y ofrece tu
ofrenda por el pecado, y tu holocausto, y harás expiación
por ti y por el pueblo; y ofrece la ofrenda del
pueblo, y haréis expiación por ellos; como mandó Jehová.

009:008 Entonces Aarón fue al altar y degolló el becerro del
ofrenda por el pecado, que era por sí mismo.

009:009 Y los hijos de Aarón le trajeron la sangre; y él
mojó su dedo en la sangre, y lo puso sobre los cuernos de
el altar, y derramó la sangre en el fondo del
altar:

009:010 Pero la grasa, y los riñones, y el redaño sobre el hígado de
la ofrenda por el pecado la quemó sobre el altar; como el SEÑOR
mandó Moisés.

009:011 Y quemó al fuego la carne y el cuero sin el
acampar.

009:012 Y degolló el holocausto; y los hijos de Aarón presentaron
a él la sangre, que roció alrededor sobre el
altar.

009:013 Y le presentaron el holocausto, con el
sus pedazos, y la cabeza; y los quemó sobre la
altar.

009:014 Y lavó las entrañas y las piernas, y las quemó sobre
el holocausto sobre el altar.

009:015 Y trajo la ofrenda del pueblo, y tomó el macho cabrío, que
era la ofrenda por el pecado del pueblo, y lo degolló, y lo ofreció
por el pecado, como el primero.

009:016 Y trajo el holocausto, y lo ofreció conforme a
la manera.

009:017 Y trajo la ofrenda de cereal, y tomó un puñado de ella,
y lo quemó sobre el altar, además del holocausto del
Mañana.

009:018 Mató también el becerro y el carnero en sacrificio de paz
ofrendas, que era para el pueblo; y los hijos de Aarón
le presentó la sangre, la cual roció sobre el
altar alrededor,

009:019 Y la grasa del becerro y del carnero, la grupa, y que
que cubre los intestinos, y los riñones, y el calco
encima del hígado:

009:020 Y pusieron la grasa sobre los pechos, y quemó la grasa
sobre el altar:

009:021 Y los senos y el hombro derecho Aaron agitó por una ola
ofrenda delante de Jehová; como mandó Moisés.

009:022 Y alzó Aarón su mano hacia el pueblo, y bendijo
ellos, y descendió de la ofrenda de la expiación, y el
holocaustos y ofrendas de paz.

009:023 Y Moisés y Aarón entraron en el tabernáculo del
congregación, y saliendo, bendijo al pueblo; y el
la gloria de Jehová se apareció a todo el pueblo.

009:024 Y salió fuego de delante de Jehová, y consumió
sobre el altar el holocausto y el sebo, los cuales cuando todo
la gente vio, gritaron y se postraron sobre sus rostros.

010:001 Y Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron uno de ellos
su incensario, y puso fuego en él, y puso incienso en él, y
ofrecieron fuego extraño delante de Jehová, el cual les mandó
no.

010:002 Y salió fuego de parte de Jehová, y los consumió, y
murieron delante de Jehová.

010:003 Entonces Moisés dijo a Aarón: Esto es lo que ha dicho Jehová:
diciendo: Seré santificado en los que a mí se acercan, y
delante de todo el pueblo seré glorificado. Y Aarón sostuvo su
paz.

010:004 Y llamó Moisés a Misael y Elzafán, hijos de Uziel el
tío de Aarón, y les dijo: Acercaos, llevad vuestro
hermanos de delante del santuario fuera del campamento.

010:005 Entonces ellos se acercaron y los sacaron en sus túnicas del
acampar; como Moisés había dicho.

010:006 Y dijo Moisés a Aarón, a Eleazar ya Itamar:
sus hijos: No descubráis vuestras cabezas, ni rasguéis vuestros vestidos;
para que no muráis, y no venga la ira sobre todo el pueblo;
vuestros hermanos, toda la casa de Israel, lamentad el incendio
que Jehová encendió.

010:007 Y no saldréis de la puerta del tabernáculo del
congregación, para que no muráis; porque el aceite de la unción de Jehová
está sobre ti. E hicieron conforme a la palabra de Moisés.

010:008 Y habló Jehová a Aarón, diciendo:

010:009 No bebas vino ni licor, tú, ni tus hijos con
vosotros, cuando entréis en el tabernáculo de reunión, para que no
muriereis: estatuto perpetuo será en toda vuestra
generaciones:

010:010 Y para que podáis hacer diferencia entre lo santo y lo impío, y
entre inmundo y limpio;

010:011 y para que enseñéis a los hijos de Israel todos los estatutos
que Jehová les ha hablado por mano de Moisés.

010:012 Y habló Moisés a Aarón, a Eleazar e Itamar,
sus hijos que quedaron, tomar la ofrenda de comida que queda
de las ofrendas encendidas a Jehová, y lo comeréis sin
levadura junto al altar, porque es santísima:

010:013 Y lo comeréis en el lugar santo, porque os es debido,
y la porción de tus hijos, de los sacrificios que se queman a Jehová:
porque así me lo mandan.

010:014 Y la pechuga mecida y la espaldilla elevada comeréis en limpio
sitio; tú, y tus hijos y tus hijas contigo; porque
ellos son tu derecho, y el derecho de tus hijos, que son dados de la
sacrificios de las ofrendas de paz de los hijos de Israel.

010:015 El hombro levantado y el pecho ondulado traerán con
las ofrendas que se queman de la grasa, para mecerla como una ola
ofrenda delante de Jehová; y será tuyo y de tus hijos
contigo, por estatuto perpetuo; como Jehová lo ha mandado.

010:016 Y Moisés buscó diligentemente el macho cabrío de la ofrenda por el pecado, y,
he aquí, estaba quemado; y se enojó contra Eleazar y
Itamar, los hijos de Aarón que quedaron con vida, diciendo:

010:017 ¿Por qué no habéis comido la ofrenda por el pecado en el santuario
lugar, ya que es santísimo, y Dios os lo ha dado para
llevar la iniquidad de la congregación, para hacer expiación por
ellos delante de Jehová?

010:018 He aquí, su sangre no fue traída dentro del santo
lugar santo; debéis haberlo comido en el lugar santo, como yo
comandado

010:019 Y Aarón dijo a Moisés: He aquí, hoy han ofrecido
su ofrenda por el pecado y su holocausto delante de Jehová;
y tales cosas me han sucedido: y si yo hubiera comido el pecado
ofrenda de hoy, si hubiere sido aceptada en presencia de
¿El Señor?

010:020 Y cuando Moisés oyó eso, se alegró.

011:001 Y habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciéndoles:

011:002 Habla a los hijos de Israel y diles: Estos son los
bestias que comeréis de todas las bestias que están sobre el
tierra.

011:003 Todo lo que tiene pezuña hendida y pezuña hendida, y masca
la rumia, entre las bestias, que comeréis.

011:004 Pero éstos no comeréis de los que rumian,
o de los que tienen pezuña dividida: como el camello, porque
rumia, pero no tiene pezuña dividida; él es inmundo para
Uds.

011:005 Y el conejo, porque rumia, pero no divide
la pezuña él es inmundo para vosotros.

011:006 Y la liebre, porque rumia, pero no divide el
casco; él es inmundo para vosotros.

011:007 Y el puerco, aunque tenga pezuña dividida, y fuere hendido,
sin embargo, no rumia; él es inmundo para ti.

011:008 De su carne no comeréis, ni de sus cadáveres comeréis.
no tocar; son impuros para vosotros.

011:009 Esto comeréis de todo lo que está en las aguas: todo lo que
tiene aletas y escamas en las aguas, en los mares y en las
ríos, de ellos comeréis.

011:010 Y todo lo que no tiene aletas ni escamas en los mares, y en las
ríos, de todo lo que se mueve en las aguas, y de todo ser viviente
cosa que está en las aguas, serán abominación
a ti:

011:011 Los tendréis en abominación; no comeréis
de su carne, pero tendréis sus cadáveres en
abominación.

011:012 Todo lo que no tuviere aletas ni escamas en las aguas, será
sea ​​una abominación para vosotros.

011:013 Y éstos son los que tendréis en abominación entre
las aves; no se comerán, son abominación:
el águila, el osífrago, el águila pescadora,

011:014 y el buitre y el milano según su especie;

011:015 Todo cuervo según su especie;

011:016 Y el búho, y el gavilán, y el cuco, y el gavilán
según su especie,

011:017 y el mochuelo, y el cormorán, y el gran búho,

011:018 y el cisne, el pelícano, el águila gier,

011:019 y la cigüeña, la garza según su especie, y la avefría, y
el murciélago.

011:020 Todas las aves que reptan, andando sobre cuatro patas, serán un
abominación para vosotros.

011:021 Sin embargo, estos podréis comer de todo reptil volador que anda
sobre los cuatro, que tienen piernas por encima de sus pies, para saltar
aun sobre la tierra;

011:022 Incluso estos de ellos podréis comer; la langosta según su especie, y
la langosta calva según su especie, y el escarabajo según su especie,
y el saltamontes según su género.

011:023 Pero todos los demás animales que se arrastran y que tienen cuatro patas,
tendréis en abominación.

011:024 Y por esto seréis inmundos: cualquiera que tocare el
el cuerpo de ellos quedará inmundo hasta la tarde.

011:025 Y cualquiera que lleve algo del cadáver de ellos, se lavará
sus vestidos, y será inmundo hasta la tarde.

011:026 Los cadáveres de todo animal que tiene pezuña dividida y es
que no tiene los pies hendidos ni rumia, tendréis por inmundos:
cualquiera que los toque quedará inmundo.

011:027 Y todo lo que anda sobre sus patas, entre toda clase de bestias
los que andan sobre las cuatro, los tendréis por inmundos: los que
toque su cadáver quedará inmundo hasta la tarde.

011:028 Y el que lleve el cadáver de ellos lavará su
ropa, y serán inmundos hasta la tarde; serán inmundos para
Uds.

011:029 Estos también tendréis por inmundos entre los reptiles
que se arrastran sobre la tierra; la comadreja, el ratón y el
tortuga según su especie,

011:030 Y el hurón, y el camaleón, y el lagarto, y el
el caracol y el topo.

011:031 Estos tendréis por inmundos de todos los reptiles: cualquiera que hiciere
los toquen, cuando estuvieren muertos, quedarán inmundos hasta el
incluso.

011:032 Y sobre cualquier cosa que alguno de ellos, cuando estén muertos, haga
caiga, será inmundo; ya sea cualquier vaso de madera,
o vestido, o piel, o saco, cualquiera que sea el vaso, en que
cualquier trabajo hecho, debe ser puesto en agua, y será
inmundo hasta la tarde; así será limpiado.

011:033 Y todo vaso de barro en que cayere alguno de ellos,
todo lo que hay en él será inmundo; y la quebraréis.

011:034 De toda carne que se pueda comer, aquella sobre la cual tal agua
viniere será inmunda; y toda bebida que se bebiere en
toda vasija de este tipo será inmunda.

011:035 y todo aquello sobre lo que caiga cualquier parte de su cuerpo
será inmundo; ya sea horno, o estufas para ollas, ellos
serán quebrantados, porque son inmundos y serán
inmundo para vosotros.

011:036 Sin embargo, una fuente o pozo, en el que abunda el
agua, serán limpios; pero lo que toque sus cadáveres
será inmundo.

011:037 Y si alguna parte de su cadáver cayere sobre alguna semilla
lo que se ha de sembrar, será limpio.

011:038 Pero si se vierte agua sobre la semilla, y parte de su
sobre él cayere el cadáver, lo tendréis por inmundo.

011:039 Y si alguno de los animales de los cuales podáis comer, muriere; el que toca
su cuerpo muerto quedará inmundo hasta la tarde.

011:040 Y el que comiere del cuerpo muerto, lavará su
vestidos, y será inmundo hasta la tarde; también el que lleve
su cadáver lavará sus vestidos, y será inmundo hasta
el par

011:041 Y todo animal que se arrastra sobre la tierra será
una abominación; no se comerá.

011:042 Todo lo que anda sobre el vientre, y todo lo que anda sobre
cuatro, o cualquiera que tenga más pies entre todos los reptiles
que se arrastran sobre la tierra, a ellos no comeréis; porque son
una abominación

011:043 No os haréis abominables con ningún reptil
cosa que se arrastra, ni os haréis inmundos
con ellos, para que seáis contaminados por ellos.

011:044 Porque yo soy Jehová vuestro Dios; por tanto, santificaréis
vosotros mismos, y seréis santos; porque yo soy santo; ni
os contamináis con toda especie de reptil que
se arrastra sobre la tierra.

011:045 Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de
Egipto, para ser vuestro Dios; sed, pues, santos, porque yo soy
santo.

011:046 Esta es la ley de las bestias, y de las aves, y de toda
ser viviente que se mueve en las aguas, y de todo
criatura que se arrastra sobre la tierra:

011:047 Para hacer diferencia entre lo inmundo y lo limpio, y
entre los animales que se pueden comer y los animales que no se pueden
ser comido

012:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

012:002 Habla a los hijos de Israel y diles: Si una mujer tuviere
simiente concebida, y nacida varón; entonces será
inmundos siete días; según los días de la separación
por su enfermedad será inmunda.

012:003 Y al octavo día la carne de su prepucio será
circunciso.

012:004 Y ella entonces continuará en la sangre de su purificación
tres y treinta días; ella no tocará ninguna cosa sagrada, ni
entrar en el santuario, hasta que lleguen los días de su purificación.
cumplido.

012:005 Mas si diere a luz una sierva, será inmunda dos
semanas, como en su separación: y ella permanecerá en el
sangre de su purificación sesenta y seis días.

012:006 Y cuando se cumplan los días de su purificación, por un hijo,
o para una hija traerá un cordero de un año
para el holocausto, y un palomino o una tórtola, para
ofrenda por el pecado, a la puerta del tabernáculo de
congregación, al sacerdote:

012:007 ¿Quién lo ofrecerá delante de Jehová, y hará expiación por
ella; y ella será limpiada del flujo de su sangre.
Esta es la ley para la que ha nacido varón o hembra.

012:008 Y si no puede traer un cordero, entonces traerá
dos tortugas o dos pichones; el de los quemados
ofrenda, y el otro como ofrenda por el pecado; y el sacerdote
hará expiación por ella, y será limpia.

013:001 Y habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo:

013:002 Cuando un hombre tuviere en la piel de su carne una protuberancia, una
costra o mancha brillante, y en la piel de su carne como
la plaga de la lepra; entonces será llevado a Aarón el
sacerdote, o a uno de sus hijos los sacerdotes:

013:003 Y el sacerdote mirará la plaga en la piel de la
carne: y cuando el pelo en la plaga se vuelva blanco, y
la plaga a la vista sea más profunda que la piel de su carne,
plaga de lepra es, y el sacerdote lo mirará, y
declararlo inmundo.

013:004 Si la mancha brillante fuere blanca en la piel de su carne, y en
la vista no sea más profunda que la piel, y su cabello no sea
se volvió blanco; entonces el sacerdote encerrará al que tuviere
plaga de siete días:

013:005 Y el sacerdote lo mirará el séptimo día; y he aquí,
si la plaga en sus ojos se detiene, y la plaga se extiende
no en la piel; entonces el sacerdote lo encerrará por siete días
más:

013:006 Y el sacerdote lo mirará de nuevo al séptimo día; y,
he aquí, si la plaga fuere algo oscura, y la plaga se extendiere
no en la piel, el sacerdote lo declarará limpio: es
sino una sarna; y lavará sus vestidos, y quedará limpio.

013:007 Pero si la costra se extendió mucho en la piel, después de eso él
ha sido visto del sacerdote para su purificación, será
visto del sacerdote de nuevo.

013:008 Y si el sacerdote viere eso, he aquí, la tiña se extiende en el
piel, el sacerdote lo declarará inmundo; es una
lepra.

013:009 Cuando la plaga de la lepra estuviere en un hombre, entonces será
traído al sacerdote;

013:010 Y el sacerdote lo verá; y he aquí, si la salida fuere
blanco en la piel, y ha vuelto blanco el cabello, y
hay carne cruda rápida en el levantamiento;

013:011 Es una lepra vieja en la piel de su carne, y el sacerdote
lo declarará inmundo, y no lo encerrará, porque
es inmundo

013:012 Y si brotare lepra en la piel, y la lepra
cubra toda la piel del que tiene la plaga de la cabeza
hasta su pie, dondequiera que mira el sacerdote;

013:013 Entonces el sacerdote considerará: y he aquí, si la lepra
haya cubierto toda su carne, lo declarará limpio para que
tiene la plaga: todo se ha vuelto blanco: está limpio.

013:014 Mas cuando aparezca en él carne viva, será inmundo.

013:015 Y el sacerdote verá la carne viva, y lo pronunciará a
ser inmundo: porque la carne viva es inmunda: es una lepra.

013:016 O si la carne viva se vuelve otra vez, y se vuelve blanca, él
vendrá al sacerdote;

013:017 Y el sacerdote le verá; y he aquí, si la plaga fuere
se volvió blanco; entonces el sacerdote lo declarará limpio
que tiene la plaga: está limpio.

013:018 La carne también, en la cual, aun en su piel, había un
hierve, y es sanado,

013:019 Y en el lugar del divieso habrá una protuberancia blanca, o una
punto brillante, blanco y algo rojizo, y se mostrará a
el cura;

013:020 Y si cuando el sacerdote lo ve, he aquí, está a la vista más bajo
que la piel y su cabello se vuelvan blancos; el
sacerdote lo declarará inmundo: es una plaga de lepra
roto del hervor.

013:021 Pero si el sacerdote lo mira, y no hay nada blanco
pelos en ella, y si no fuere más bajo que la piel, pero sí
algo oscuro; entonces el sacerdote lo encerrará por siete días:

013:022 Y si se extiende mucho en la piel, entonces el sacerdote
lo declarará inmundo: es una plaga.

013:023 Pero si la mancha brillante permanece en su lugar y no se propaga,
es un forúnculo ardiente; y el sacerdote lo declarará limpio.

013:024 O si hubiere alguna carne, en cuya piel hubiere calor
ardiendo, y la carne viva que arde tiene un blanco brillante
mancha, algo rojiza o blanca;

013:025 Entonces el sacerdote lo mirará; y he aquí, si el cabello
en el punto brillante se volverá blanco, y será a la vista más profundo
que la piel; es lepra brotada de la quema:
por lo cual el sacerdote lo declarará inmundo: es el
plaga de lepra.

013:026 Pero si el sacerdote lo mira, y no hay nada blanco
cabello en el punto brillante, y no ser más bajo que el otro
piel, pero ser algo oscuro; entonces el sacerdote lo encerrará
siete días:

013:027 Y el sacerdote lo mirará al séptimo día: y si
se extendió mucho en la piel, entonces el sacerdote
decidlo inmundo: es la plaga de la lepra.

013:028 Y si la mancha brillante permanece en su lugar, y no se extiende en
la piel, pero sea algo oscura; es un levantamiento de la
ardiendo, y el sacerdote lo declarará limpio; porque es
una inflamación del ardor.

013:029 Si un hombre o una mujer tiene una plaga en la cabeza o en la barba;

013:030 Entonces el sacerdote verá la plaga; y he aquí, si fuere en
vista más profunda que la piel; y haya en él una fina capa amarilla
pelo; entonces el sacerdote lo declarará inmundo: es una tierra seca
escama, hasta lepra en la cabeza o en la barba.

013:031 Y si el sacerdote mirare la plaga de la tiña, y,
he aquí, no sea a la vista más profundo que la piel, y que
no hay pelo negro en él; entonces el sacerdote callará
el que tuviere la plaga de la tiña siete días:

013:032 Y al séptimo día el sacerdote mirará la plaga;
y he aquí, si la tiña no se ha extendido, y no hubiere en ella
cabello amarillo, y la escama no sea a la vista más profunda que la
piel;

013:033 Será rapado, pero no rasurará la tiña; y el
el sacerdote encerrará al que tuviere la tiña por siete días más;

013:034 Y al séptimo día el sacerdote mirará la tiña:
y he aquí, si la tiña no se hubiere extendido en la piel, ni estuviere en
vista más profunda que la piel; entonces el sacerdote pronunciará
lo limpiará; y lavará sus vestidos, y quedará limpio.

013:035 Pero si la tiña se extendió mucho en la piel después de su limpieza;

013:036 Entonces el sacerdote lo mirará; y he aquí, si la tiña
se untará en la piel, el sacerdote no buscará lo amarillo
pelo; él es impuro.

013:037 Pero si la tiña está en su vista en una estancia, y que hay
cabello negro crecido en él; la herida está curada, está limpio:
y el sacerdote lo declarará limpio.

013:038 Si el hombre o la mujer tuviere en la piel de su carne
puntos brillantes, incluso puntos blancos brillantes;

013:039 Entonces el sacerdote mirará, y he aquí, si las manchas brillantes
en la piel de su carne ser blanco oscuro; es un pecoso
mancha que crece en la piel; el esta limpio

013:040 Y el hombre al que se le cae el pelo de la cabeza, es calvo; aún
¿Está limpio?

013:041 Y el que tiene el cabello caído de la parte de su cabeza
hacia su rostro es calvo en la frente, pero está limpio.

013:042 Y si hubiere en la cabeza calva, o en la frente calva, una blanca
llaga rojiza; es una lepra brotada en su cabeza calva, o
su frente calva.

013:043 Entonces el sacerdote la mirará; y he aquí, si el levantamiento
de la llaga sea blanco rojizo en su calva, o en su calva
frente, como la lepra que aparece en la piel de la carne;

013:044 Leproso es, inmundo es; el sacerdote lo pronunciará
él completamente inmundo; su plaga está en su cabeza.

013:045 Y el leproso en quien estuviere la plaga, sus vestidos serán
rasgado, y su cabeza descubierta, y se pondrá un velo sobre su
labio superior, y gritará: Inmundo, inmundo.

013:046 Todos los días que la plaga estuviere en él, será
profanado; inmundo es; habitará solo; sin el campamento
será su habitación.

013:047 También el vestido en que estuviere la plaga de lepra, ya sea
sea ​​un vestido de lana, o un vestido de lino;

013:048 Ya sea en la urdimbre o en la trama; de lino o de lana;
ya sea en una piel, o en cualquier cosa hecha de piel;

013:049 Y si la plaga fuere verdosa o rojiza en el vestido, o en
la piel, ya sea en la urdimbre o en la trama, o en cualquier cosa
de piel; plaga es de lepra, y será manifestada a
el cura:

013:050 Y el sacerdote mirará la plaga, y cerrará lo que
tiene la plaga siete días:

013:051 Y mirará la plaga en el séptimo día: si la
se extienda la plaga en el vestido, o en la urdimbre, o en la
trama, o en una piel, o en cualquier trabajo que se hace de la piel; el
la peste es una lepra irritante; es impuro.

013:052 Por lo tanto, quemará esa prenda, ya sea de urdimbre o de trama, en
de lana o de lino, o cualquier cosa de piel, en que la plaga
es: porque es una lepra irritante; será quemado en el
fuego.

013:053 Y si el sacerdote mira, y he aquí, la plaga no es
extendido en el vestido, ya sea en la urdimbre, o en la trama, o
en cualquier cosa de piel;

013:054 Entonces el sacerdote mandará que laven la cosa en que
la plaga es, y la cerrará por siete días más:

013:055 Y el sacerdote mirará la plaga, después que fuere
lavado; y he aquí, si la plaga no hubiere mudado su
color, y la plaga no se extienda; es inmundo; tú
lo quemarás en el fuego; es traste hacia adentro, ya sea
desnuda por dentro o por fuera.

013:056 Y si el sacerdote mirare, y viere la plaga algo
oscuro después de lavarlo; entonces lo arrancará del
vestido, o de la piel, o de la urdimbre, o de la
guau:

013:057 Y si apareciere todavía en el vestido, ya sea en la urdimbre, o
en la trama, o en cualquier cosa de piel; es una difusión
plaga: quemarás con fuego aquello en que estuviere la plaga.

013:058 Y el vestido, sea de urdimbre o de trama, o de cualquier cosa de
será la piel, la cual lavarás, si la plaga se apartare
de ellos, entonces se lavará por segunda vez, y se
estar limpio

013:059 Esta es la ley de la plaga de la lepra en un vestido de
de lana o de lino, ya sea en urdimbre o en trama, o cualquier cosa de
pieles, declararlo limpio, o declararlo inmundo.

014:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

014:002 Esta será la ley del leproso en el día de su
purificación: Será llevado al sacerdote:

014:003 Y el sacerdote saldrá del campamento; y el sacerdote
mirará, y he aquí, si la plaga de la lepra fuere sanada en
el leproso;

014:004 Entonces el sacerdote mandará tomar para el que ha de ser
Purificó vivas y limpias dos aves, y madera de cedro, y
escarlata e hisopo:

014:005 Y el sacerdote mandará que se mate una de las aves
en una vasija de barro sobre agua corriente:

014:006 El ave viva la tomará, y la madera de cedro,
y la escarlata, y el hisopo, y los mojará y el
ave viva en la sangre del ave que fue muerta sobre el
agua corriendo:

014:007 Y rociará sobre el que ha de ser purificado de la
lepra siete veces, y lo declarará limpio, y lo
suelta el pájaro vivo en campo abierto.

014:008 Y el que se ha de purificar lavará sus vestidos, y
rasurarse todo el cabello, y lavarse con agua, para que pueda
quedará limpio; y después de esto entrará en el campamento, y
estará fuera de su tienda siete días.

014:009 Pero será en el séptimo día, que se afeitará todo
su cabello fuera de su cabeza y su barba y sus cejas, incluso todos
se rapará el cabello, y lavará sus vestidos,
también lavará su carne en agua, y será limpio.

014:010 Y al octavo día tomará dos corderos sin
sin defecto, y una cordera de un año sin defecto,
y tres décimas de flor de harina para ofrenda de presente,
amasado con aceite, y un log de aceite.

014:011 Y el sacerdote que lo purifica presentará al hombre
que ha de ser limpiado, y esas cosas, delante de Jehová,
a la puerta del tabernáculo de reunión:

014:012 Y el sacerdote tomará un cordero, y lo ofrecerá por
ofrenda por la culpa, y el log de aceite, y mecerlos por
ofrenda mecida delante de Jehová:

014:013 Y degollará el cordero en el lugar donde degollará
la ofrenda por el pecado y el holocausto, en el lugar santo:
porque como la ofrenda por el pecado es del sacerdote, así es la ofensa
ofrenda: es santísima:

014:014 Y el sacerdote tomará de la sangre del pecador
ofrenda, y el sacerdote la pondrá sobre la punta del
la oreja derecha del que se ha de purificar, y sobre el pulgar del
su mano derecha, y sobre el dedo gordo de su pie derecho:

014:015 Y el sacerdote tomará del log de aceite, y lo derramará
en la palma de su propia mano izquierda:

014:016 Y mojará el sacerdote su dedo derecho en el aceite que es
en su mano izquierda, y rociará del aceite con su
dedo siete veces delante de Jehová:

014:017 Y del resto del aceite que tiene en su mano, el
poniéndose el sacerdote en el lóbulo de la oreja derecha del que ha de ser
limpio, y sobre el pulgar de su mano derecha, y sobre el
dedo gordo del pie derecho, sobre la sangre de la transgresión
ofrecimiento:

014:018 Y el remanente del aceite que está en la mano del sacerdote, él
derramará sobre la cabeza del que se ha de purificar, y
el sacerdote hará expiación por él delante de Jehová.

014:019 Y el sacerdote ofrecerá la ofrenda por el pecado, y hará una
expiación por el que ha de ser limpiado de su inmundicia;
y después degollará el holocausto:

014:020 Y el sacerdote ofrecerá el holocausto y la carne
ofrenda sobre el altar; y el sacerdote hará una
expiación por él, y será limpio.

014:021 Y si es pobre, y no puede conseguir tanto; entonces él tomará
un cordero para ofrenda por la culpa, para ser mecida, para hacer
expiación por él, y la décima parte de flor de harina amasada
con aceite para la ofrenda de cereal, y un log de aceite;

014:022 Y dos tórtolas, o dos palominos, como él pueda
Llegar; y el uno será ofrenda por el pecado, y el otro
offerta acabada.

014:023 Y los traerá en el octavo día para su purificación
al sacerdote, a la puerta del tabernáculo del
congregación, delante de Jehová.

014:024 Y el sacerdote tomará el cordero de la expiación por la culpa,
y el log de aceite, y el sacerdote los mecerá como una ola
ofrenda delante de Jehová:

014:025 Y degollará el cordero de la expiación por la culpa, y el
el sacerdote tomará de la sangre de la ofrenda por la culpa,
y ponlo en la punta de la oreja derecha del que ha de ser
limpio, y sobre el pulgar de su mano derecha, y sobre el
dedo gordo del pie derecho:

014:026 Y el sacerdote echará del aceite en la palma de su mano
mano izquierda:

014:027 Y el sacerdote rociará con su dedo derecho un poco de
el aceite que tiene en su mano izquierda siete veces delante de Jehová:

014:028 Y el sacerdote untará del aceite que tiene en su mano sobre
la punta de la oreja derecha del que se ha de purificar, y
sobre el pulgar de su mano derecha, y sobre el dedo gordo del pie
su pie derecho, sobre el lugar de la sangre del pecado
ofrecimiento:

014:029 Y el resto del aceite que está en la mano del sacerdote, lo
poner sobre la cabeza del que se ha de purificar, para hacer
expiación por él delante de Jehová.

014:030 Y ofrecerá uno de las tórtolas, o de los polluelos
palomas, las que pueda conseguir;

014:031 Incluso lo que él es capaz de conseguir, el de una ofrenda por el pecado,
y el otro para holocausto, con la ofrenda de cereal:
y el sacerdote hará expiación por el que ha de ser
limpio delante de Jehová.

014:032 Esta es la ley de aquel en quien está la plaga de la lepra, cuya
mano no puede conseguir lo que pertenece a su
limpieza

014:033 Y habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo:

014:034 Cuando lleguéis a la tierra de Canaán, la cual os doy
en posesión, y puse plaga de lepra en una casa
de la tierra de vuestra posesión;

014:035 Y el dueño de la casa vendrá y dirá al sacerdote:
diciendo: Me parece que hay como una plaga en el
casa:

014:036 Entonces el sacerdote mandará que desalojen la casa,
antes de que el sacerdote entre en ella para ver la plaga, que todo lo que
en la casa no se contamine; y después el sacerdote
entrará a ver la casa:

014:037 Y mirará la plaga, y he aquí, si la plaga fuere
en las paredes de la casa con listones huecos, verdosos o
rojizas, que a la vista son más bajas que la pared;

014:038 Entonces el sacerdote saldrá de la casa a la puerta de la
casa, y cerré la casa por siete días;

014:039 Y el sacerdote volverá al séptimo día, y
mira: y he aquí, si la plaga se extiende en los muros de la
casa;

014:040 Entonces el sacerdote mandará que quiten las piedras
en que estuviere la plaga, y los echarán en un
lugar inmundo fuera de la ciudad:

014:041 Y hará raspar la casa por dentro en derredor,
y derramarán el polvo que rasparán fuera
la ciudad en un lugar inmundo:

014:042 Y tomarán otras piedras, y las pondrán en el lugar de
esas piedras; y tomará otro mortero, y
enyesar la casa.

014:043 Y si la plaga volviere y brotare en la casa,
después que haya quitado las piedras, y después que haya
raspó la casa, y después la enyesó;

014:044 Entonces vendrá el sacerdote y mirará, y he aquí, si el
plaga se extienda en la casa, es una lepra irritante en el
casa; es impuro.

014:045 Y derribará la casa, sus piedras y los
sus maderas y toda la argamasa de la casa; y el debe
sácalos fuera de la ciudad a un lugar inmundo.

014:046 Además, el que entra en la casa todo el tiempo que está
encerrados quedarán inmundos hasta la tarde.

014:047 Y el que durmiere en la casa lavará sus vestidos; y el
el que come en la casa lavará sus vestidos.

014:048 Y si entrare el sacerdote, y lo mirare, y,
he aquí, la plaga no se ha extendido en la casa después de la
casa fue revocada; entonces el sacerdote pronunciará la
casa limpia, porque la plaga ha sanado.

014:049 Y tomará para limpiar la casa dos aves, y cedro
madera, escarlata e hisopo:

014:050 Y matará una de las aves en una vasija de barro
sobre agua corriente:

014:051 Y tomará la madera de cedro, el hisopo y la
escarlata y la ave viva, y mojarlos en la sangre del
ave muerta, y en el agua corriente, y rociará la casa
siete veces:

014:052 Y limpiará la casa con la sangre del pájaro, y
con el agua corriente, y con el ave viva, y con el
madera de cedro, y con hisopo, y con escarlata:

014:053 Pero dejará ir el pájaro vivo de la ciudad al
abráis campos, y hagáis expiación por la casa; y será
estar limpio

014:054 Esta es la ley para toda plaga de lepra, y
escalar,

014:055 y por la lepra del vestido y de la casa,

014:056 Y para hinchazón, y para tiña, y para mancha:

014:057 Para enseñar cuándo es inmundo y cuándo es limpio: este es el
ley de la lepra.

015:001 Y habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo:

015:002 Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando alguno
el hombre tiene flujo de su carne, a causa de su
cuestión él es impuro.

015:003 Y esta será su inmundicia en su flujo: si su
carne corra con su flujo, o su carne se detenga de su
problema, es su impureza.

015:004 Toda cama en que se acueste el que tuviere flujo, será inmunda;
y toda cosa sobre que se sentare, será inmunda.

015:005 Y cualquiera que toque su cama, lavará sus vestidos, y
se bañará en agua, y será inmundo hasta la tarde.

015:006 Y el que se siente sobre cualquier cosa en que se haya sentado que tenga la
descendencia lavará sus vestidos, y se bañará en agua, y
ser inmundo hasta la tarde.

015:007 Y el que toque la carne del que tiene flujo
lavará sus vestidos, y se bañará en agua, y será
inmundo hasta la tarde.

015:008 Y si el que tiene flujo escupiere sobre el limpio;
luego lavará sus vestidos, y se bañará en agua,
y seréis inmundos hasta la tarde.

015:009 ¿Y en qué silla cabalga la que tiene el problema?
será inmundo.

015:010 Y cualquiera que toque cualquier cosa que haya estado debajo de él, será
inmundo hasta la tarde; y el que lleva alguno de estos
lavará sus vestidos, y se bañará en agua, y
ser inmundo hasta la tarde.

015:011 Y a cualquiera que toque, que tenga flujo, y no tenga
enjuagará sus manos con agua, lavará sus vestidos, y
se bañará en agua, y será inmundo hasta la tarde.

015:012 Y la vasija de tierra que toca el que tiene la
flujo, será quebrado; y toda vasija de madera será
enjuagado en agua.

015:013 Y cuando el que tiene flujo se limpia de su flujo; después
se contará siete días para su purificación, y
lavar sus vestidos, y bañar su carne en agua corriente, y
estará limpio.

015:014 Y al octavo día tomará dos tórtolas, o
dos palominos, y venid delante de Jehová a la puerta de
el tabernáculo de reunión, y darlos a los
sacerdote:

015:015 Y el sacerdote los ofrecerá, uno como ofrenda por el pecado,
y el otro para holocausto; y el sacerdote hará
una expiación para él delante del SEÑOR por su flujo.

015:016 Y si la semilla de copulación de cualquier hombre sale de él, entonces él
lavará toda su carne en agua, y será inmundo hasta el
incluso.

015:017 Y todo vestido y toda piel sobre la cual hubiere simiente de
copulación, será lavado con agua, y será inmundo hasta
el par

015:018 También la mujer con quien el hombre se acostare con simiente de
cópula, ambos se bañarán en agua y serán
inmundo hasta la tarde.

015:019 Y si la mujer tuviere flujo, y su flujo en su carne fuere
sangre, será apartada por siete días; y cualquiera que
que la toque quedará inmundo hasta la tarde.

015:020 Y todo aquello sobre lo que ella se acueste en su separación será
inmunda; toda cosa sobre que ella se sentare, será
inmundo.

015:021 Y cualquiera que toque su cama, lavará su ropa, y
se bañará en agua, y será inmundo hasta la tarde.

015:022 Y cualquiera que toque algo sobre lo que ella se sentó, se lavará
sus vestidos, y se bañará en agua, y será inmundo hasta
el par

015:023 Y si fuere sobre su cama, o sobre cualquier cosa en que ella se hubiere sentado,
cuando lo toque, quedará inmundo hasta la tarde.

015:024 Y si alguno se acuesta con ella, y sus flores están sobre
él, será inmundo siete días; y toda la cama en que
él miente será inmundo.

015:025 Y si una mujer tuviere flujo de su sangre muchos días después de la
tiempo de su separación, o si transcurre más allá del tiempo de su
separación; todos los días del flujo de su inmundicia serán
será como los días de su nazareato: será inmunda.

015:026 Toda cama en que ella duerma todos los días de su flujo será
a ella como el lecho de su separación; y todo lo que ella
sobre la que se sienta será inmunda, como la inmundicia de su
separación.

015:027 Cualquiera que toque estas cosas quedará inmundo y
lavará sus vestidos, y se bañará en agua, y será
inmundo hasta la tarde.

015:028 Pero si fuere limpia de su flujo, será contada hasta
ella misma siete días, y después de eso será limpia.

015:029 Y al octavo día tomará para sí dos tortugas, o
dos palominos, y tráelos al sacerdote, a la puerta
del tabernáculo de reunión.

015:030 Y el sacerdote ofrecerá uno en expiación, y el
otra para holocausto; y el sacerdote hará una
expiación por ella delante de Jehová por el flujo de su
impureza.

015:031 Así apartaréis a los hijos de Israel de sus
inmundicia; que no mueran en sus inmundicias, cuando
profanad mi tabernáculo que está en medio de ellos.

015:032 Esta es la ley del que tiene flujo, y del que tiene
la simiente sale de él, y con ella es contaminada;

015:033 Y de la que está harta de sus flores, y del que tiene
flujo, del hombre, y de la mujer, y del que miente
con la que es inmunda.

016:001 Y habló Jehová a Moisés después de la muerte de los dos hijos
de Aarón, cuando ofrecieron delante de Jehová, y murieron;

016:002 Y Jehová dijo a Moisés: Habla a tu hermano Aarón,
que no entre en todo tiempo al lugar santo dentro del
velo delante del propiciatorio, que está sobre el arca; que muera
no: porque yo apareceré en la nube sobre el propiciatorio.

016:003 Así entrará Aarón en el santuario: con un niño
becerro para expiación, y un carnero para holocausto.

016:004 Se vestirá con la túnica sagrada de lino, y tendrá la
calzoncillos de lino sobre su carne, y se ceñirá con un
cinto de lino, y con la mitra de lino se cubrirá:
estas son vestiduras sagradas; por tanto, lavará su carne en
agua, y así ponérselos.

016:005 Y tomará de la congregación de los hijos de
Israel, dos cabritos de las cabras como ofrenda por el pecado, y un carnero
para una ofrenda quemada.

016:006 Y ofrecerá Aarón su becerro de la expiación, que
es para sí mismo, y hará expiación por sí mismo y por su
casa.

016:007 Y tomará los dos machos cabríos, y los presentará delante del
Jehová a la puerta del tabernáculo de reunión.

016:008 Y Aarón echará suertes sobre los dos machos cabríos; un lote para el
SEÑOR, y la otra suerte para el chivo expiatorio.

016:009 Y hará traer Aarón el macho cabrío sobre el cual cayere la suerte de Jehová,
y ofrécelo como ofrenda por el pecado.

016:010 Pero el macho cabrío, sobre el cual cayó la suerte para ser el chivo expiatorio, será
ser presentado vivo delante de Jehová, para hacer expiación con
él, y dejarlo ir como chivo expiatorio al desierto.

016:011 Y traerá Aarón el becerro de la expiación, que
es para sí mismo, y hará expiación por sí mismo, y
para su casa, y degollará el novillo de la expiación
que es para sí mismo:

016:012 Y tomará un incensario lleno de carbones encendidos de
del altar delante de Jehová, y sus manos llenas de dulce
incienso batido, y tráelo dentro del velo:

016:013 Y pondrá el incienso sobre el fuego delante de Jehová,
para que la nube del incienso cubra el propiciatorio que está
sobre el testimonio de que no muera:

016:014 Y tomará de la sangre del becerro, y la rociará
con su dedo sobre el propiciatorio hacia el este; y ante el
el propiciatorio rociará de la sangre con su dedo
siete veces.

016:015 Entonces degollará el macho cabrío de la expiación, que es por
el pueblo, y llevar su sangre dentro del velo, y hacer con
esa sangre como hizo con la sangre del becerro, y
rocíalo sobre el propiciatorio, y delante del propiciatorio:

016:016 Y hará expiación por el lugar santo, a causa de
la inmundicia de los hijos de Israel, y a causa de
sus transgresiones en todos sus pecados; y así hará por
el tabernáculo de reunión, que permanece entre ellos
en medio de su inmundicia.

016:017 Y no habrá hombre en el tabernáculo del
congregación cuando entre para hacer expiación en el lugar santo
lugar, hasta que salga, y haya hecho expiación por
para sí mismo, para su casa y para toda la congregación
de Israel

016:018 Y saldrá al altar que está delante de Jehová,
y haz expiación por ello; y tomará de la sangre de
el becerro, y de la sangre del macho cabrío, y lo pondrás sobre el
cuernos del altar alrededor.

016:019 Y rociará de la sangre sobre él con su dedo
siete veces, y limpiarlo, y santificarlo de la
inmundicia de los hijos de Israel.

016:020 Y cuando haya terminado de reconciliar el lugar santo,
y el tabernáculo de reunión, y el altar, él
traerá el macho cabrío vivo:

016:021 Y Aarón pondrá sus dos manos sobre la cabeza del animal vivo
macho cabrío, y confiesa sobre él todas las iniquidades de los hijos
de Israel, y todas sus transgresiones en todos sus pecados,
poniéndolas sobre la cabeza del macho cabrío, y le enviará
por mano de un hombre apto al desierto:

016:022 Y el macho cabrío llevará sobre sí todas sus iniquidades hasta
tierra no habitada; y dejará ir el macho cabrío en el
desierto.

016:023 Y entrará Aarón en el tabernáculo de reunión,
y se quitará las vestiduras de lino que se vistió cuando
entrará en el lugar santo, y allí los dejará:

016:024 Y lavará su carne con agua en el lugar santo, y
vístanse sus vestiduras, salgan y ofrezcan su holocausto
ofrenda y el holocausto del pueblo, y haréis un
expiación por sí mismo y por el pueblo.

016:025 Y quemará la grasa de la ofrenda por el pecado sobre el altar.

016:026 Y el que suelte el macho cabrío como cabeza de turco lavará su
ropa, y bañe su carne en agua, y después entre en
el campamento.

016:027 Y el becerro en expiación, y el macho cabrío en expiación
ofrenda, cuya sangre era traída para hacer expiación en el
lugar santo, se llevará uno fuera del campamento; y ellos
quemarán en el fuego sus pieles, y su carne, y sus
estiércol.

016:028 Y el que los queme lavará sus vestidos, y bañará sus
carne en agua, y después vendrá al campamento.

016:029 Y esto tendréis por estatuto perpetuo: que en el
mes séptimo, en el día diez del mes, afligiréis
vuestras almas, y no hagáis obra alguna, ya sea una de vuestras
propia tierra, o un extranjero que mora entre vosotros:

016:030 Porque en aquel día el sacerdote hará expiación por vosotros, a
os limpie, para que seáis limpios de todos vuestros pecados delante
El Señor.

016:031 Día de reposo será para vosotros, y afligiréis
vuestras almas, por estatuto perpetuo.

016:032 Y el sacerdote, a quien ungirá, y a quien
consagrarse para ministrar en el oficio de sacerdote en la casa de su padre
en su lugar, hará la expiación, y se vestirá de lino
vestiduras, las vestiduras sagradas:

016:033 Y hará expiación por el santuario santo, y él
hará expiación por el tabernáculo del
congregación, y para el altar, y hará una
expiación por los sacerdotes y por todo el pueblo del
congregación.

016:034 Y esto os será por estatuto perpetuo, hacer un
expiación por los hijos de Israel por todos sus pecados una vez al
año. E hizo como Jehová le había mandado a Moisés.

017:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

017:002 Habla a Aarón y a sus hijos, y a todos los hijos
de Israel, y diles; Esto es lo que Jehová
ha mandado, diciendo:

017:003 Cualquier hombre que haya de la casa de Israel que mate
buey, o cordero, o cabra, en el campamento, o que lo degollare
del campamento,

017:004 y no lo trajere a la puerta del tabernáculo del
congregación, para ofrecer una ofrenda a Jehová delante del
tabernáculo de Jehová; sangre será imputada a ese hombre;
ha derramado sangre; y ese hombre será cortado de entre
su gente:

017:005 A fin de que los hijos de Israel traigan sus
sacrificios que ofrecen en campo abierto, aun que
los traiga a Jehová, a la puerta del tabernáculo
de la congregación, al sacerdote, y los ofreceréis por la paz
ofrendas a Jehová.

017:006 Y el sacerdote rociará la sangre sobre el altar del
Jehová a la puerta del tabernáculo de reunión, y
quema la grasa en olor grato a Jehová.

017:007 Y nunca más ofrecerán sus sacrificios a los demonios,
tras los cuales han ido a prostituirse. Este será un estatuto
para siempre a ellos por sus generaciones.

017:008 Y les dirás: Todo hombre que haya de la
casa de Israel, o de los extranjeros que moran entre vosotros,
que ofrece holocausto o sacrificio,

017:009 y no lo trajere a la puerta del tabernáculo del
congregación, para ofrecerlo a Jehová; incluso ese hombre
ser cortado de entre su pueblo.

017:010 Y todo varón de la casa de Israel, o de la
forasteros que moran entre vosotros, que comen cualquier tipo de
sangre; Incluso pondré mi rostro contra el alma que come
sangre, y lo cortaré de en medio de su pueblo.

017:011 Porque la vida de la carne en la sangre está: y yo la he dado
a vosotros sobre el altar para hacer expiación por vuestras almas; porque
es la sangre la que hace expiación por el alma.

017:012 Por eso dije a los hijos de Israel: Ninguna alma de vosotros
comerá sangre, ni ningún extranjero que resida
entre vosotros come sangre.

017:013 Y todo varón de los hijos de Israel, o de
los extranjeros que moran entre vosotros, que cazan y
captura cualquier animal o ave que se pueda comer; él incluso
derrama su sangre y cúbrelo con polvo.

017:014 Porque es la vida de toda carne; la sangre de ella es para el
su vida; por tanto, dije a los hijos de Israel: Vosotros
sangre de ninguna carne comerá: porque la vida de todos
la carne es su sangre; el que la comiere, será cortado
apagado.

017:015 Y toda alma que come lo que murió por sí mismo, o que
que fue desgarrado por las fieras, ya sea uno de los vuestros
país, o extranjero, lavará sus vestidos, y
se bañará en agua, y será inmundo hasta la tarde; entonces
¿Será limpio?

017:016 Mas si no los lava, ni baña su carne; entonces él deberá
lleva su iniquidad.

018:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

018:002 Habla a los hijos de Israel, y diles: Yo soy el
SEÑOR tu Dios.

018:003 Después de las obras de la tierra de Egipto, en la cual habitasteis,
no hacéis, y conforme a las obras de la tierra de Canaán, adonde
os traigo, no haréis, ni andaréis en sus
ordenanzas

018:004 Mis juicios haréis, y guardaréis mis derechos, para andar
en él: Yo soy el SEÑOR tu Dios.

018:005 Mis estatutos y mis derechos guardaréis, pues,
si el hombre los hace, vivirá en ellos: Yo Jehová.

018:006 Ninguno de vosotros se acercará a ninguno de sus parientes cercanos,
para descubrir su desnudez: Yo Jehová.

018:007 La desnudez de tu padre, o la desnudez de tu madre,
no la descubrirás: ella es tu madre; no harás
descubrir su desnudez.

018:008 La desnudez de la mujer de tu padre no descubrirás:
es la desnudez de tu padre.

018:009 La desnudez de tu hermana, hija de tu padre, o
hija de tu madre, ya sea nacida en casa, o nacida
fuera, ni aun su desnudez descubrirás.

018:010 La desnudez de la hija de tu hijo, o de la de tu hija
hija, ni aun su desnudez descubrirás; porque
suya es tu propia desnudez.

018:011 La desnudez de la hija de la mujer de tu padre, engendrada de tu
padre, es tu hermana, no la descubrirás
desnudez.

018:012 La desnudez de la hermana de tu padre no descubrirás:
ella es pariente cercana de tu padre.

018:013 La desnudez de la hermana de tu madre no descubrirás:
porque ella es pariente cercana de tu madre.

018:014 La desnudez del hermano de tu padre no descubrirás,
no te acercarás a su mujer: es tu tía.

018:015 La desnudez de tu nuera no descubrirás:
ella es la esposa de tu hijo; no descubrirás su desnudez.

018:016 La desnudez de la mujer de tu hermano no descubrirás;
es la desnudez de tu hermano.

018:017 No descubrirás la desnudez de una mujer y su
hija, ni tomarás la hija de su hijo, ni su
hija de la hija, para descubrir su desnudez; porque son
sus parientes cercanas: es maldad.

018:018 Ni tomarás mujer para su hermana, para afligirla, para
descubrir su desnudez, al lado del otro en su tiempo de vida.

018:019 Tampoco te acercarás a una mujer para descubrirla
desnudez, siempre que sea apartada por su inmundicia.

018:020 Tampoco te acostarás carnalmente con tu prójimo
mujer, para contaminarte con ella.

018:021 Y no dejarás que ninguno de tus descendientes pase por el fuego
a Moloc, ni profanarás el nombre de tu Dios: yo
soy el SEÑOR.

018:022 No te echarás con varón como con mujer: es
abominación.

018:023 Ni te acostarás con ningún animal para contaminarte
con ella: ni mujer alguna se parará delante de bestia para acostarse
hasta allí: es confusión.

018:024 No os contaminéis en ninguna de estas cosas; porque en todas
Estas son profanadas las naciones que yo arrojo de delante de vosotros:

018:025 Y la tierra es profanada; por tanto, yo visito la iniquidad
de él sobre él, y la tierra misma vomitará su
habitantes.

018:026 Mis estatutos y mis derechos guardaréis, pues, y
no cometerá ninguna de estas abominaciones; ni ninguno de
vuestra nación, ni ningún extranjero que mora entre vosotros:

018:027 (Porque todas estas abominaciones han hecho los hombres de la tierra,
que fueron antes de vosotros, y la tierra está contaminada;)

018:028 para que no os vomitéis también la tierra, cuando la contaminéis, como
vomitó las naciones que fueron antes de ti.

018:029 Porque cualquiera que cometiere alguna de estas abominaciones, aun las
las almas que las cometieren serán cortadas de entre sus
personas.

018:030 Por tanto, guardaréis mi ordenanza, para que no cometáis ninguna
una de estas abominables costumbres, que se cometían antes
vosotros, y no os contaminéis en él: Yo Jehová
tu Dios.

019:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

019:002 Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y
diles: Santos seréis, porque yo Jehová vuestro Dios soy
santo.

019:003 Cada uno temerá a su madre y a su padre, y guardará
mis días de reposo: Yo soy el SEÑOR vuestro Dios.

019:004 No os volváis a los ídolos, ni os hagáis dioses de fundición: yo
soy el SEÑOR tu Dios.

019:005 Y si ofrecereis sacrificio de paz a Jehova,
lo ofreceréis a vuestra voluntad.

019:006 Se comerá el mismo día que lo ofreciereis, y al día siguiente:
y si hubiere de quedar hasta el tercer día, será quemado en
el fuego.

019:007 Y si se come al tercer día, es abominación;
no será aceptado.

019:008 Por tanto, cualquiera que lo comiere llevará su pecado,
porque ha profanado lo santificado de Jehová; y
esa alma será cortada de entre su pueblo.

019:009 Y cuando sieguéis la mies de vuestra tierra, no seréis
por completo segarás los rincones de tu campo, ni
recoge las espigas de tu cosecha.

019:010 Y no espigarás tu viña, ni
recoge cada uva de tu viña; los dejarás para
al pobre y al extranjero: Yo soy el SEÑOR vuestro Dios.

019:011 No hurtarás, ni engañarás, ni mentirás a nadie.
otro.

019:012 Y no juraréis por mi nombre en falso, ni
profana el nombre de tu Dios: Yo soy el SEÑOR.

019:013 No defraudarás a tu prójimo, ni le robarás: el
el salario del jornalero no permanecerá contigo toda la noche
hasta la mañana.

019:014 No maldecirás al sordo, ni pondrás tropiezo delante
los ciegos, sino temerás a tu Dios: Yo Jehová.

019:015 No haréis injusticia en el juicio; no comeréis
respetar la persona del pobre, ni honrar la persona del
poderoso: mas con justicia juzgarás a tu prójimo.

019:016 No andarás como chismoso entre tus
pueblo: ni te opondrás a la sangre de tu
Vecino; Yo soy el SEÑOR.

019:017 No odiarás a tu hermano en tu corazón;
cualquiera que sea sabio reprende a tu prójimo, y no permitas el pecado sobre él.

019:018 No te vengarás, ni guardarás rencor a los
hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como
ti mismo: Yo soy el SEÑOR.

019:019 Mis estatutos guardaréis. No dejarás tu ganado
género con género diverso: no sembrarás tu campo con
simiente mezclada: ni el vestido mezclado de lino y
venga sobre ti lana.

019:020 Y cualquiera que se acueste carnalmente con una mujer, ésa es una sierva,
desposada con un marido, y en nada redimida, ni libertad
dado ella; ella será azotada; no serán puestos a
muerte, porque no era libre.

019:021 Y traerá su expiación a Jehová, a
la puerta del tabernáculo de reunión, un carnero para
una ofrenda por la transgresión.

019:022 Y el sacerdote hará expiación por él con el carnero de
la ofrenda por la culpa delante de Jehová por su pecado que él
ha hecho, y el pecado que ha hecho le será perdonado
a él.

019:023 Y cuando entréis en la tierra, y hubiereis plantado
toda clase de árboles para comer, entonces contaréis el fruto
de ella como incircunciso: tres años será como
incircunciso a vosotros: no se comerá de él.

019:024 Pero en el cuarto año todo su fruto será santo para
alabad también a Jehová.

019:025 Y en el quinto año comeréis de su fruto, para que
os dará el producto de ello: Yo Jehová vuestro
Dios.

019:026 Nada comeréis con sangre, ni comeréis
usa encantamiento, ni observa tiempos.

019:027 No redondearéis las esquinas de vuestras cabezas, ni
estropeas las comisuras de tu barba.

019:028 No haréis cortes en vuestra carne por los muertos, ni
estampe en vosotros alguna señal: Yo Jehová.

019:029 No prostituyas a tu hija para que se prostituya;
no sea que la tierra caiga en fornicación, y la tierra se llene de
malicia.

019:030 Mis sábados guardaréis, y mi santuario tendréis en reverencia; yo soy
El Señor.

019:031 No miréis a los que tienen espíritus familiares, ni busquéis
hechiceros, para ser contaminados por ellos: Yo soy el SEÑOR vuestro Dios.

019:032 Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro
del anciano, y temed a vuestro Dios: Yo Jehová.

019:033 Y si algún extranjero mora con vosotros en vuestra tierra, no
molestarlo.

019:034 Pero el extranjero que mora con vosotros os será como
uno nacido entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo; para ti
extranjeros fueron en la tierra de Egipto: Yo soy el SEÑOR vuestro Dios.

019:035 No haréis injusticia en el juicio, en la medida, en
peso, o en medida.

019:036 Sólo balanzas, sólo pesas, un efa justo y un hin justo,
tendréis: Yo Jehová vuestro Dios, que os saqué
de la tierra de Egipto.

019:037 Por tanto, guardaréis todos mis estatutos, y todas mis
juicios, y ponedlos por obra: Yo Jehová.

020:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

020:002 De nuevo dirás a los hijos de Israel: Cualquiera que
sea ​​de los hijos de Israel, o de los extranjeros que peregrinan
en Israel, que diere de su descendencia a Moloc; Él debería
ciertamente morirá; el pueblo de la tierra lo apedreará
con piedras

020:003 Y pondré mi rostro contra ese hombre, y lo cortaré
de entre su pueblo; porque ha dado de su simiente a
Moloc, para profanar mi santuario y profanar mi santo nombre.

020:004 Y si el pueblo de la tierra de alguna manera esconde sus ojos de
el hombre, cuando diere de su descendencia a Moloc, y lo mataría
no:

020:005 Entonces pondré mi rostro contra ese hombre, y contra su
familia, y le cortará el paso, y a todos los que andan prostituyéndose tras
él, para cometer fornicación con Moloc, de entre su pueblo.

020:006 Y el alma que se vuelve tras los que tienen espíritus familiares,
y tras los hechiceros, para prostituirme tras ellos, incluso pondré
mi rostro contra esa alma, y ​​la cortaré de entre sus
personas.

020:007 Santificaos, pues, y sed santos, porque yo soy el
SEÑOR tu Dios.

020:008 Y mis estatutos guardaréis, y los haréis: Yo Jehová
que os santifica.

020:009 Porque cualquiera que maldiga a su padre o a su madre, será
de cierto muerto; maldijo a su padre oa su madre;
su sangre será sobre él.

020:010 Y el hombre que cometiere adulterio con la mujer de otro hombre,
aun el que comete adulterio con la mujer de su prójimo,
el adúltero y la adúltera ciertamente serán muertos.

020:011 Y el hombre que se acuesta con la mujer de su padre, ha descubierto
la desnudez de su padre; ambos serán condenados a muerte
muerte; su sangre será sobre ellos.

020:012 Y si alguno se acuesta con su nuera, ambos serán
de cierto seréis muertos; han hecho confusión; su
sangre será sobre ellos.

020:013 Si un hombre también se acuesta con un varón, como se acuesta con una mujer, ambos
de ellos han cometido abominación; ciertamente serán
dar muerte a; su sangre será sobre ellos.

020:014 Y si alguno tomare mujer y a su madre, es maldad;
serán quemados con fuego, él y ellos; que haya
no hay maldad entre vosotros.

020:015 Y si un hombre se acuesta con una bestia, ciertamente será puesto a
muerte; y mataréis a la bestia.

020:016 Y si una mujer se acerca a algún animal y se acuesta con él,
a la mujer y a la bestia matarás; ciertamente serán
dar muerte a; su sangre será sobre ellos.

020:017 Y si alguno tomare a su hermana, hija de su padre, o
la hija de su madre, y vea su desnudez, y ella vea su
desnudez; es una cosa mala; y serán cortados en
la vista de su pueblo: ha descubierto la piel de su hermana
desnudez; él llevará su iniquidad.

020:018 Y si alguno durmiere con mujer enferma, y
descubrirá su desnudez; ha descubierto su fuente,
y ha descubierto la fuente de su sangre; y ambos
serán cortados de entre su pueblo.

020:019 Y la desnudez de los brazos de tu madre no descubrirás
hermana, ni de la hermana de tu padre; porque él descubre su
parientes: ellos llevarán su iniquidad.

020:020 Y si alguno durmiere con la mujer de su tío, tendrá
descubrió la desnudez de su tío; ellos llevarán su pecado;
morirán sin hijos.

020:021 Y si alguno tomare la mujer de su hermano, es inmunda
cosa: ha descubierto la desnudez de su hermano; ellos deberán
ser sin hijos

020:022 Guardad, pues, todos mis estatutos y todos mis derechos,
y hacedlas: que la tierra adonde yo os traigo para que habitéis
allí, no te vomites.

020:023 Y no andaréis en las costumbres de la nación que yo
echados fuera de delante de vosotros; porque ellos hicieron todas estas cosas, y
por eso los aborrecí.

020:024 Pero yo os he dicho: Vosotros heredaréis su tierra, y yo
os la daré para que la poseáis, una tierra que fluye
leche y miel: Yo soy Jehová vuestro Dios, que os he apartado
usted de otras personas.

020:025 Por tanto, haréis diferencia entre los animales limpios y los
inmundo, y entre ave inmunda y limpia; y no
hagan abominables sus almas por las bestias, o por las aves, o por cualquier
especie de ser viviente que se arrastra sobre la tierra, que yo
se han apartado de vosotros como inmundos.

020:026 Y vosotros me seréis santos, porque santo soy yo Jehová, y he
os separé de los demás, para que seáis míos.

020:027 Un hombre o una mujer que tiene un espíritu familiar, o que es un
hechicero, de cierto se le dará muerte: los apedrearán
con piedras; su sangre será sobre ellos.

021:001 Y Jehová dijo a Moisés: Habla a los sacerdotes los hijos
de Aarón, y diles: Ninguno será contaminado por
los muertos entre su pueblo:

021:002 Pero para su pariente, que está cerca de él, es decir, para su
madre, y por su padre, y por su hijo, y por su
hija, y por su hermano.

021:003 Y para su hermana una virgen, que es cercana a él, que tiene
no tenía marido; por ella sea contaminado.

021:004 Pero no se contaminará a sí mismo, siendo un hombre principal entre sus
pueblo, para profanarse a sí mismo.

021:005 No harán calva en su cabeza, ni
se afeitan la punta de la barba, ni se hacen
cortes en su carne.

021:006 Santos serán a su Dios, y no profanarán el nombre de
su Dios: porque las ofrendas encendidas a Jehová, y las
pan de su Dios, ofrecen; por tanto, serán
santo.

021:007 No tomarán mujer prostituta o profana;
ni tomarán la mujer repudiada de su marido; porque
es santo para su Dios.

021:008 Lo santificarás, pues; porque él ofrece el pan
de tu Dios; santo será para ti; porque yo Jehová, que
te santifico, soy santo.

021:009 Y la hija de cualquier sacerdote, si se profanare por
prostituyéndose, profana a su padre; será
quemado con fuego.

021:010 Y el que es sumo sacerdote entre sus hermanos, sobre cuya
cabeza se derramó el aceite de la unción, y que se consagró a
ponerse las vestiduras, no descubrirá su cabeza, ni rasgará su
ropa;

021:011 Ni entrará en ningún cadáver, ni se contaminará
por su padre, o por su madre;

021:012 Ni saldrá del santuario, ni profanará el
santuario de su Dios; para la corona del aceite de la unción de
su Dios está sobre él: Yo soy el SEÑOR.

021:013 Y tomará mujer en su virginidad.

021:014 La viuda, la repudiada, la infame o la ramera, estas
no tomará: sino que tomará una virgen de su propia
gente a esposa.

021:015 Ni profanará su simiente entre su pueblo; porque yo, el
Señor, santifícalo.

021:016 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

021:017 Habla a Aarón y dile: Cualquiera que sea de tu descendencia en su
generaciones que tuviere defecto, no se acerque a
ofrecer el pan de su Dios.

021:018 Porque cualquiera que sea el hombre que tenga un defecto, no
acercarse: un ciego, o un cojo, o el que tiene una nariz chata,
o cualquier cosa superflua,

021:019 O un hombre que tiene un pie quebrado o una mano quebrada,

021:020 O jorobado, o enano, o que tuviere defecto en el ojo,
o sea sarnoso, o sarnoso, o tenga sus piedras rotas;

021:021 Ninguno que tenga defecto de la simiente de Aarón el sacerdote
se acercará para ofrecer las ofrendas de Jehová hechas por
fuego: tiene defecto; no se acercará para ofrecer el
pan de su Dios.

021:022 El pan de su Dios comerá, así del santísimo, como del
del santo.

021:023 Sólo que no entrará al velo, ni se acercará al
altar, porque tiene defecto; que no profane mi
santuarios: porque yo, el SEÑOR, los santifico.

021:024 Y Moisés lo contó a Aarón y a sus hijos, y a todos
los hijos de Israel.

022:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

022:002 Di a Aarón y a sus hijos que se separen
a sí mismos de las cosas santas de los hijos de Israel, y
que no profanen mi santo nombre en aquellas cosas que
santificadme: Yo soy el SEÑOR.

022:003 Diles: Cualquiera que sea de toda vuestra simiente entre vuestros
generaciones, que va a las cosas santas, que el
hijos de Israel santifiquen a Jehová, teniendo su
inmundicia sobre él, esa alma será cortada de mi
presencia: Yo soy el SEÑOR.

022:004 Cualquier hombre de la simiente de Aarón es leproso o tiene
problema de ejecución; no comerá de las cosas sagradas, hasta que
estar limpio Y cualquiera que toque alguna cosa inmunda por la
muerto, o un hombre cuya simiente salga de él;

022:005 O cualquiera que toque cualquier cosa que se arrastra, por lo que puede ser
hecho inmundo, o un hombre del cual pueda tomar inmundicia,
cualquier inmundicia que tenga;

022:006 El alma que tocare alguno de ellos será inmunda hasta que
aun, y no comerá de las cosas sagradas, a menos que se lave
carne con agua.

022:007 Y cuando el sol se ponga, será limpio, y se
luego come de las cosas santas; porque es su alimento.

022:008 Lo que muera por sí mismo, o sea despedazado por las fieras, será
no coma para contaminarse con ello; Yo soy el SEÑOR.

022:009 Guardarán, pues, mi ordenanza, para que no lleven pecado
por él, y moriréis, pues, si lo profanaren; yo Jehová hago
santifícalos.

022:010 Ningún extraño comerá de las cosas sagradas: el extranjero de
el sacerdote, o un jornalero, no comerá del santo
cosa.

022:011 Pero si el sacerdote comprare una persona con su dinero, comerá de
él, y el nacido en su casa: comerán de su
carne.

022:012 Si la hija del sacerdote también se casa con un extraño, ella
no podrá comer de la ofrenda de las cosas sagradas.

022:013 Pero si la hija del sacerdote fuere viuda o repudiada, y tuviere
ningún hijo, y es devuelta a la casa de su padre, como en su
mocedad, ella comerá de la comida de su padre; pero habrá
ningún extraño comerá de él.

022:014 Y si un hombre comiere cosas sagradas sin darse cuenta, entonces
le pondrán la quinta parte, y la darán al
sacerdote con la cosa santa.

022:015 Y no profanarán las cosas santas de los hijos de
Israel, que ofrecen a Jehová;

022:016 O déjalos llevar la iniquidad de la transgresión, cuando comen
sus cosas santas, porque yo, el SEÑOR, las santifico.

022:017 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

022:018 Habla a Aarón y a sus hijos, y a todos los hijos
de Israel, y diles: Cualquiera que sea de la casa de
Israel, o de los extranjeros en Israel, que ofrecere su
oblación por todos sus votos, y por todas sus ofrendas voluntarias,
la cual ofrecerán a Jehová en holocausto;

022:019 Ofreceréis a vuestra voluntad varón sin defecto, de la
vacas, de las ovejas o de las cabras.

022:020 Pero todo lo que tenga defecto, eso no lo ofreceréis; porque
no será aceptable para usted.

022:021 Y cualquiera que ofrezca sacrificio de ofrendas de paz a los
Jehová para cumplir su voto, o una ofrenda voluntaria en las vacas
u oveja, será perfecta para ser aceptada; habrá
ninguna mancha en él.

022:022 Ciego, o roto, o mutilado, o con verrugas, o escorbuto, o
sarna, no ofreceréis esto a Jehová, ni haréis
ofrenda encendida de ellos sobre el altar a Jehová.

022:023 Ya sea un becerro o un cordero que tiene algo superfluo o
que le faltan sus partes, para que ofrezcas por libre albedrío
ofrecimiento; mas por voto no será aceptado.

022:024 No ofreceréis a Jehová cosa herida, o
aplastado, roto o cortado; ni haréis ninguna ofrenda
de ello en tu tierra.

022:025 Ni de mano ajena ofreceréis pan de
vuestro Dios de cualquiera de estos; porque su corrupción está en ellos,
y falta haya en ellos: no os serán aceptos.

022:026 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

022:027 Cuando pariere un becerro, un cordero o una cabra, entonces
estarán siete días debajo de la presa; y desde el octavo dia
y desde entonces será aceptado como ofrenda hecha por
fuego a Jehová.

022:028 Y sea vaca u oveja, no la mataréis ni a ella ni a ella.
jóvenes ambos en un día.

022:029 Y cuando ofrezcáis sacrificio de acción de gracias a los
SEÑOR, ofrécelo a tu voluntad.

022:030 En el mismo día se comerá; no dejaréis nada de
hasta el día siguiente: Yo soy el SEÑOR.

022:031 Por tanto, guardaréis mis mandamientos, y los haréis; yo soy el
SEÑOR.

022:032 Ni profanarás mi santo nombre; pero seré santificado
entre los hijos de Israel: Yo soy el SEÑOR que os santifico,

022:033 que os saqué de la tierra de Egipto, para ser vuestro Dios; yo
soy el SEÑOR.

023:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

023:002 Habla a los hijos de Israel, y diles:
En cuanto a las fiestas solemnes de Jehová, que proclamaréis a
sean santas convocaciones, estas son mis fiestas.

023:003 Seis días se trabajará: mas el séptimo día es el
sábado de reposo, santa convocación; no haréis trabajo
en ella es sábado de Jehová en todas vuestras habitaciones.

023:004 Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las santas convocaciones,
las cuales proclamaréis en sus sazones.

023:005 En el mes primero, a los catorce del día, por la tarde, es fiesta de Jehová
Pascua.

023:006 Y el día quince del mismo mes es la fiesta de
panes sin levadura a Jehová: siete días tendréis que comer
pan sin levadura.

023:007 El primer día tendréis santa convocación; tendréis
no hagáis en él trabajo servil.

023:008 Mas ofreceréis una ofrenda encendida a Jehová
siete días: el séptimo día hay santa convocación: vosotros
ningún trabajo servil haréis en él.

023:009 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

023:010 Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando
venid a la tierra que os doy, y segaréis
su cosecha, entonces traeréis una gavilla de la
primicias de vuestra cosecha al sacerdote:

023:011 Y mecerá la gavilla delante de Jehová, para ser acepto
para vosotros: el día siguiente del sábado el sacerdote mecerá
eso.

023:012 Y ofreceréis aquel día en que meciereis la gavilla un cordero
sin defecto del primer año para holocausto a
El Señor.

023:013 Y su ofrenda de carne será de dos décimas partes de multa
harina amasada con aceite, ofrenda encendida a Jehová
en olor grato; y su libación será de
vino, la cuarta parte de un hin.

023:014 Y no comeréis pan, ni maíz tostado, ni verduras
oídos, hasta el mismo día en que hayáis traído una ofrenda
a vuestro Dios; estatuto perpetuo será en toda vuestra
generaciones en todas vuestras moradas.

023:015 Y os contaréis desde el día siguiente al sábado,
desde el día que trajisteis la gavilla de la ofrenda mecida;
siete sábados serán completos:

023:016 Hasta el día siguiente al séptimo sábado contaréis
cincuenta días; y ofreceréis una ofrenda de cereal nuevo al
SEÑOR.

023:017 Sacaréis de vuestras habitaciones dos panes mecidos de dos
ofertas décima; serán de flor de harina; serán horneados
con levadura; son las primicias para el SEÑOR.

023:018 Y ofreceréis con el pan siete corderos sin defecto
de un año, y un becerro y dos carneros: ellos
serán en holocausto a Jehová, con su comida
ofrenda y sus libaciones, una ofrenda hecha por
fuego de olor grato a Jehová.

023:019 Entonces sacrificaréis un macho cabrío por el pecado
ofrenda, y dos corderos de un año para sacrificio de
ofrendas de paz.

023:020 Y el sacerdote los mecerá con el pan del
primicias para ofrenda mecida delante de Jehová, con las dos
corderos: serán consagrados a Jehová para el sacerdote.

023:021 Y proclamaréis en el mismo día, para que sea un
santa convocación para vosotros; ninguna obra de siervos haréis
en él: estatuto perpetuo será en todas vuestras habitaciones
a lo largo de vuestras generaciones.

023:022 Y cuando siegues la mies de tu tierra, no harás
limpieza limpia de los rincones de tu campo cuando siegues,
ni recogerás espiga de tu mies: tú
los dejarás para el pobre y para el extranjero: Yo soy el
SEÑOR tu Dios.

023:023 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

023:024 Habla a los hijos de Israel y diles: En la séptima
mes, en el primer día del mes tendréis día de reposo,
un memorial al son de trompetas, una santa convocación.

023:025 Ningún trabajo servil haréis en él, sino que ofreceréis una
ofrenda encendida a Jehová.

023:026 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

023:027 También en el día diez de este mes séptimo habrá un
día de expiación: tendréis santa convocación;
y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda hecha por
fuego a Jehová.

023:028 Ninguna obra haréis en aquel mismo día, porque es día de
expiación, para hacer expiación por vosotros delante de Jehová vuestro
Dios.

023:029 Porque cualquier alma que no sea afligida en ese
en el mismo día será cortado de entre su pueblo.

023:030 Y cualquiera que sea el alma que haga alguna obra en ese mismo
día, a esa misma alma destruiré de entre su pueblo.

023:031 Ninguna obra haréis: estatuto perpetuo será
por vuestras generaciones en todas vuestras moradas.

023:032 Día de reposo será para vosotros, y afligiréis
vuestras almas: a los nueve días del mes por la tarde, desde la tarde
hasta la tarde, celebraréis vuestro sábado.

023:033 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

023:034 Habla a los hijos de Israel y diles: El día quince
de este mes séptimo será la fiesta de los tabernáculos para
siete días a Jehová.

023:035 El primer día habrá santa convocación; no haréis
trabajo servil en él.

023:036 Siete días ofreceréis ofrenda encendida a los
SEÑOR: el octavo día tendréis santa convocación;
y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová:
es una asamblea solemne; y ningún trabajo servil haréis en él.

023:037 Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis a
habrá santas convocaciones, para ofrecer ofrenda encendida a
Jehová, un holocausto y una ofrenda de cereal, un sacrificio,
y libaciones, cada cosa en su día:

023:038 Además de los sábados de Jehová, y además de vuestros dones, y
además de todos vuestros votos, y además de todas vuestras ofrendas voluntarias,
que daréis a Jehová.

023:039 También a los quince días del mes séptimo, cuando tengáis
recogidos del fruto de la tierra, haréis fiesta para
Jehová siete días: el primer día será sábado, y
el octavo día será sábado.

023:040 Y tomaréis para vosotros en el primer día las ramas de la buena
árboles, ramas de palmeras y ramas de árboles frondosos,
y sauces del arroyo; y os regocijaréis delante de Jehová
vuestro Dios siete días.

023:041 Y lo haréis fiesta solemne a Jehová siete días en el
año. Será estatuto perpetuo en vuestras generaciones: vosotros
lo celebrará en el mes séptimo.

023:042 En tabernáculos habitaréis siete días; todos los que son israelitas
nacido habitará en cabañas:

023:043 para que vuestras generaciones sepan que yo hice los hijos de
Israel a habitar en tabernáculos, cuando los saqué de la tierra
de Egipto: Yo soy el SEÑOR vuestro Dios.

023:044 Y Moisés declaró a los hijos de Israel las fiestas solemnes de
El Señor.

024:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

024:002 Manda a los hijos de Israel que te traigan puro
aceite de oliva batido para el alumbrado, para hacer arder las lámparas
continuamente.

024:003 Fuera del velo del testimonio, en el tabernáculo del
congregación, lo ordenará Aarón desde la tarde hasta la
mañana delante de Jehová continuamente: estatuto será para
siempre en vuestras generaciones.

024:004 Él ordenará las lámparas sobre el candelero limpio delante del
SEÑOR continuamente.

024:005 Y tomarás flor de harina, y cocerás doce tortas de ella;
dos décimos estarán en una torta.

024:006 Y los pondrás en dos filas, seis en una fila, sobre la
mesa pura delante de Jehová.

024:007 Y pondrás incienso puro sobre cada hilera, para que
puede estar sobre el pan como memorial, sí, como ofrenda hecha por
fuego a Jehová.

024:008 Todo sábado lo pondrá en orden delante de Jehová
continuamente, siendo arrebatado de los hijos de Israel por un
pacto eterno.

024:009 Y será de Aarón y de sus hijos; y se lo comerán
en el lugar santo; porque es santísimo para él de los
ofrendas encendidas a Jehová por estatuto perpetuo.

024:010 Y el hijo de una mujer israelita, cuyo padre era un
egipcio, salía entre los hijos de Israel; y este hijo
de la mujer israelita y un hombre de Israel lucharon juntos
en el campamento;

024:011 Y el hijo de la mujer israelita blasfemó el nombre del
Señor, y maldito. Y lo trajeron a Moisés: (y su
el nombre de su madre era Selomit, hija de Dibri, de los
tribu de dan :)

024:012 Y lo pusieron en la cárcel, para que la mente de Jehová sea
les mostró.

024:013 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

024:014 Sacad al que ha maldecido fuera del campamento; y deja que todo
que lo oyeron pusieron sus manos sobre su cabeza, y todos los
la congregación lo apedreará.

024:015 Y hablarás a los hijos de Israel, diciendo:
Cualquiera que maldiga a su Dios llevará su pecado.

024:016 Y el que blasfemare el nombre de Jehová, ciertamente será
será muerto, y toda la congregación ciertamente será
apedrearlo: tanto al forastero como al nacido en el
tierra, cuando blasfemare el nombre del Señor, será puesto
a muerte.

024:017 Y el que matare a alguno, ciertamente morirá.

024:018 Y el que matare un animal, lo reparará; bestia para
bestia.

024:019 Y si alguno causare defecto en su prójimo; como él tiene
hecho, así se hará con él;

024:020 Brecha por brecha, ojo por ojo, diente por diente: como él tiene
causó una llaga en un hombre, así se hará con él otra vez.

024:021 Y el que matare una bestia, la devolverá; y el que
matare a un hombre, se le dará muerte.

024:022 Una misma ley tendréis, así para el extranjero como para
para uno de tu propia tierra: porque yo soy el SEÑOR tu Dios.

024:023 Y dijo Moisés a los hijos de Israel, que debían
sacad del campamento al que había maldecido, y apedréalo
con piedras E hicieron los hijos de Israel como Jehová
mandó Moisés.

025:001 Y habló Jehová a Moisés en el monte Sinaí, diciendo:

025:002 Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando
venid a la tierra que yo os doy, entonces la tierra os guardará
sábado a Jehová.

025:003 Seis años sembrarás tu campo, y seis años sembrarás
podad vuestra viña, y recoged su fruto;

025:004 Pero el séptimo año será sábado de reposo para los
tierra, sábado para Jehová; no sembrarás tu
campo, ni podes tu viña.

025:005 Lo que crece por su propia voluntad de tu cosecha, serás
no siegues, ni recojas las uvas de tu vid, porque
es un año de descanso para la tierra.

025:006 Y el día de reposo de la tierra os será alimento; por ti,
y por tu siervo, y por tu sierva, y por tu jornalero
siervo, y para tu extranjero que mora contigo.

025:007 y por tu ganado, y por las bestias que hay en tu tierra,
todo su fruto será comida.

025:008 Y te contarás siete sábados de años, siete
veces siete años; y el espacio de los siete sábados de
años te serán cuarenta y nueve años.

025:009 Entonces harás sonar la trompeta del jubileo en
el décimo día del séptimo mes, en el día de la expiación
haréis sonar la trompeta por toda vuestra tierra.

025:010 Y santificaréis el año cincuenta, y proclamaréis la libertad
por toda la tierra a todos sus moradores:
será un jubileo para vosotros; y volveréis cada uno a
su posesión, y volveréis cada uno a su familia.

025:011 Un jubileo será para vosotros el año cincuenta; no
sembrar, ni segar lo que en él crece por sí mismo, ni
recoge en él las uvas de tu vid desnuda.

025:012 Porque es el jubileo; santo será para vosotros: comeréis
sus frutos del campo.

025:013 En el año de este jubileo os volveréis cada uno a su
posesión.

025:014 Y si vendes algo a tu prójimo, o compras algo de
la mano de tu prójimo, no os oprimiréis unos a otros;

025:015 Conforme al número de años después del jubileo harás
compra de tu prójimo, y conforme al número de años
de los frutos que te venderá:

025:016 Conforme a la multitud de años aumentarás la
precio de ella, y conforme a la escasez de años
disminuirá su precio: porque conforme al número de
los años de los frutos te venderá.

025:017 Por tanto, no os oprimiréis unos a otros; pero lo harás
teme a tu Dios: porque yo soy el SEÑOR tu Dios.

025:018 Por tanto, mis estatutos haréis, y mis derechos guardaréis, y
hazlo; y habitaréis en la tierra con seguridad.

025:019 Y la tierra dará su fruto, y comeréis vuestro
llénala, y habita en ella con seguridad.

025:020 Y si decís: ¿Qué comeremos el año séptimo?
he aquí, no sembraremos, ni recogeremos en nuestro producto:

025:021 Entonces mandaré mi bendición sobre vosotros en el sexto año,
y dará fruto por tres años.

025:022 Y sembraréis el octavo año, y comeréis del fruto añejo
hasta el noveno año; hasta que vengan sus frutos comeréis de
la vieja tienda.

025:023 No se venderá la tierra para siempre: porque mía es la tierra, porque
forasteros y advenedizos sois conmigo.

025:024 Y en toda la tierra de vuestra posesión daréis un
redención por la tierra.

025:025 Si tu hermano empobreciere, y vendiere parte de su
posesión, y si alguno de sus parientes viene a redimirla, entonces
redimirá lo que vendió su hermano.

025:026 Y si el hombre no tuviere quien lo redima, y ​​él mismo fuere capaz de
redímelo;

025:027 Entonces cuente los años de su venta, y restituya
el excedente al hombre a quien se lo vendió; que el pueda
volver a su posesión.

025:028 Pero si no puede restituírselo, entonces lo que es
vendido quedará en la mano del que lo compró hasta
el año del jubileo; y en el jubileo saldrá, y él
volverá a su posesión.

025:029 Y si alguno vende casa de habitación en ciudad amurallada, entonces
puede redimirlo dentro de un año completo después de que se vende; dentro de una
año completo que lo redima.

025:030 Y si no se redime dentro del espacio de un año completo,
entonces la casa que está en la ciudad amurallada será establecida
para siempre al que la compró por sus generaciones:
no saldrá en el jubileo.

025:031 Pero las casas de las aldeas que no tienen muro alrededor
serán contados como campos del país: podrán
serán redimidos, y saldrán en el jubileo.

025:032 Sin embargo, las ciudades de los levitas y las casas de
las ciudades de su posesión, redimirán los levitas en cualquier
hora.

025:033 Y si alguno compra de los levitas, entonces la casa que fue
vendido, y la ciudad de su posesión, saldrá en el año
de jubileo; porque las casas de las ciudades de los levitas son
su posesión entre los hijos de Israel.

025:034 Pero la tierra de los ejidos de sus ciudades no se venderá;
porque es su posesión perpetua.

025:035 Y si tu hermano fuere empobrecido, y hubiere decaído con
El e; entonces lo aliviarás: sí, aunque sea un
forastero o extranjero; para que viva contigo.

025:036 No tomes usura de él, ni aumentes, sino teme a tu Dios; ese
tu hermano puede vivir contigo.

025:037 No le darás tu dinero a usura, ni le prestarás tu
víveres para aumento.

025:038 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la
tierra de Egipto, para daros la tierra de Canaán, y para ser vuestra
Dios.

025:039 Y si tu hermano, que mora contigo, empobreciere, y fuere
vendido a ti; no lo obligarás a servir como
siervo:

025:040 Sino que como jornalero y como extranjero estará con
ti, y te servirá hasta el año del jubileo.

025:041 Entonces él se apartará de ti, él y sus hijos
con él, y volverá a su familia, y al
la posesión de sus padres volverá.

025:042 porque son mis siervos, los cuales saqué del
tierra de Egipto; no serán vendidos como esclavos.

025:043 No te enseñorearás de él con rigor; pero temerás a tu
Dios.

025:044 Tus siervos y tus siervas, que tendrás,
serán de las naciones que están en vuestros alrededores; de ellos
compraréis siervos y siervas.

025:045 Además de los hijos de los extranjeros que peregrinan
entre vosotros, de ellos compraréis, y de sus familias que
están con vosotros, los que engendraron en vuestra tierra; y serán
tu posesión

025:046 Y los tomaréis como herencia para vuestros hijos
después de ti, para heredarlas en posesión; ellos serán
vuestros siervos para siempre; mas sobre vuestros hermanos los hijos de
Israel, no os enseñorearéis los unos de los otros con rigor.

025:047 Y si un extranjero o un extranjero se enriquecen contigo, y tu
hermano que mora junto a él se empobrece y se vende a
al forastero o al extranjero junto a ti, o a la estirpe de la
la familia del extraño:

025:048 Después de ser vendido, puede ser redimido de nuevo; uno de sus
hermanos pueden redimirlo:

025:049 O su tío, o el hijo de su tío, puede redimirlo, o cualquiera
que es pariente cercano a él de su familia puede redimirlo; o
si puede, puede redimirse a sí mismo.

025:050 Y contará con el que lo compró del año
que le fue vendido hasta el año del jubileo; y el precio
de su venta será conforme al número de años,
conforme al tiempo de un jornalero será con
a él.

025:051 Si aún faltan muchos años, según ellos él
dará de nuevo el precio de su redención del dinero
para el que fue comprado.

025:052 Y si quedan pocos años hasta el año del jubileo,
entonces contará con él, y conforme a sus años
le devolverá el precio de su redención.

025:053 Y como jornalero anual estará con él; y el
otro no se enseñoreará de él con rigor delante de tus ojos.

025:054 Y si no fuere redimido en estos años, entonces saldrá
en el año del jubileo, él y sus hijos con él.

025:055 Porque para mí los hijos de Israel son siervos; ellos son mis
siervos que saqué de la tierra de Egipto: Yo soy
Jehová tu Dios.

026:001 No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os criaréis
levantaréis imagen de pie, ni pondréis imagen de
piedra en vuestra tierra, para inclinaros ante ella, porque yo soy Jehová
tu Dios.

026:002 Mis sábados guardaréis, y mi santuario tendréis en reverencia; yo soy
El Señor.

026:003 Si andáis en mis estatutos, y guardáis mis mandamientos, y hacéis
a ellos;

026:004 Entonces os daré lluvia en su tiempo, y la tierra se
dará su fruto, y los árboles del campo darán
su fruto.

026:005 Y vuestra trilla llegará hasta la vendimia, y la
la vendimia llegará hasta el tiempo de la siembra, y comeréis
tu pan hasta saciarte, y habita seguro en tu tierra.

026:006 Y daré paz en la tierra, y vosotros os acostaréis y
nadie os atemorizará; y quitaré malas bestias de
la tierra, ni espada atravesará vuestra tierra.

026:007 Y perseguiréis a vuestros enemigos, y caerán delante
usted por la espada.

026:008 Cinco de vosotros perseguiréis a cien, y cien de vosotros
hará huir a diez mil, y tus enemigos caerán
delante de ti por la espada.

026:009 Porque os tendré respeto, y os haré fecundo, y
os multiplicaré, y estableceré mi pacto con vosotros.

026:010 Y comeréis alimento añejo, y sacaréis lo añejo a causa de
el nuevo.

026:011 Y pondré mi tabernáculo entre vosotros, y mi alma no aborrecerá
Uds.

026:012 Y andaré entre vosotros, y seré vuestro Dios, y vosotros seréis
se mi pueblo

026:013 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la
tierra de Egipto, para que no seáis sus siervos; y yo tengo
quebrantó las coyundas de vuestro yugo, y os hizo andar erguidos.

026:014 Pero si no me escucháis, y no hacéis todas estas
mandamientos;

026:015 Y si despreciáis mis estatutos, o si vuestra alma aborrece mis
juicios, para que no hagáis todos mis mandamientos, sino
que rompáis mi pacto:

026:016 Yo también os haré esto; incluso nombraré sobre ti
terror, tisis y fiebre ardiente que consumirá
los ojos, y entristecer el corazón; y sembraréis vuestros
semilla en vano, porque vuestros enemigos la comerán.

026:017 Y pondré mi rostro contra vosotros, y seréis muertos
delante de tus enemigos: los que te aborrecen reinarán sobre ti;
y huiréis cuando nadie os persiga.

026:018 Y si aún no me hacéis caso a pesar de todo esto, entonces os
te castigará siete veces más por tus pecados.

026:019 Y quebrantaré la soberbia de tu poder; y haré tu
el cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce:

026:020 Y vuestras fuerzas se consumirán en vano, porque vuestra tierra será
no dará su fruto, ni los árboles de la tierra
dar sus frutos.

026:021 Y si anduviereis en contra de mí, y no me escucháis;
siete veces más traeré sobre vosotros plagas según
tus pecados.

026:022 Enviaré también entre vosotros fieras, que os robarán
vuestros hijos, y destruid vuestros ganados, y os hagáis pocos en
número; y vuestras alturas serán asoladas.

026:023 Y si no sois reformados por mí con estas cosas, sino que
andad en mi contra;

026:024 Entonces yo también andaré en contra de vosotros, y os castigaré
pero siete veces por vuestros pecados.

026:025 Y traeré sobre ti una espada, la cual hará justicia al
disputa de mi pacto: y cuando os reunáis
dentro de vuestras ciudades enviaré pestilencia entre vosotros; y
seréis entregados en manos del enemigo.

026:026 Y cuando os haya partido el sustento de vuestro pan, diez mujeres
cocerán vuestro pan en un horno, y os entregarán
vuestro pan por peso; y comeréis, y no seréis
satisfecho.

026:027 Y si a pesar de todo esto no me escucháis, sino que andáis
contrario a mí;

026:028 Entonces caminaré contra vosotros también con furor; y yo, incluso
Te castigaré siete veces por tus pecados.

026:029 Y comeréis la carne de vuestros hijos, y la carne de vuestros
hijas comeréis.

026:030 Y destruiré vuestros lugares altos, y cortaré vuestras imágenes,
y echad vuestros cadáveres sobre los cadáveres de vuestros ídolos, y sobre mis
el alma os aborrecerá.

026:031 Y haré desolar vuestras ciudades, y traeré vuestros santuarios
a la desolación, y no sentiré el olor de tu dulce
hedor.

026:032 Y llevaré la tierra a la desolación, y vuestros enemigos
los que en ella habitan se asombrarán de ella.

026:033 Y os esparciré entre las naciones, y os sacaré
espada en pos de ti; y tu tierra será asolada, y tu
desechos de las ciudades.

026:034 Entonces la tierra gozará de sus sábados, mientras dure
desolados, y estaréis en la tierra de vuestros enemigos; incluso entonces la
Descansa la tierra y disfruta de sus sábados.

026:035 Mientras esté desolado descansará; porque no
reposad en vuestros sábados, cuando os detengáis en él.

026:036 Y sobre los que queden de vosotros enviaré un
desfallecimiento en sus corazones en las tierras de sus enemigos; y
el sonido de una hoja sacudida los perseguirá; y ellos
huye, como huyendo de una espada; y caerán cuando ninguno
persigue

026:037 Y caerán unos sobre otros, como si estuviera delante de un
espada, cuando nadie os persiga; y no tendréis poder para estar firmes
ante tus enemigos.

026:038 Y pereceréis entre las naciones, y la tierra de vuestro
los enemigos os devorarán.

026:039 Y los que queden de vosotros languidecerán en sus
iniquidad en las tierras de tus enemigos; y también en las iniquidades de
sus padres se consumirán con ellos.

026:040 Si confesaren su iniquidad, y la iniquidad de
sus padres, con la transgresión que ellos cometieron
contra mí, y que también han andado en contra mía;

026:041 Y que yo también he andado en contra de ellos, y he
los trajo a la tierra de sus enemigos; si entonces su
se humillen los corazones incircuncisos, y entonces acepten del
castigo de su iniquidad:

026:042 Entonces me acordaré de mi pacto con Jacob, y también de mi
pacto con Isaac, y también mi pacto con Abraham,
recuerda; y me acordaré de la tierra.

026:043 La tierra también será dejada de ellos, y disfrutarán de su
sábados, mientras ella yace desolada sin ellos; y ellos
aceptarán del castigo de su iniquidad; porque,
aun porque despreciaron mis juicios, y porque sus
alma aborreció mis estatutos.

026:044 Y sin embargo, a pesar de todo eso, cuando estén en la tierra de su
enemigos, no los desecharé, ni los aborreceré,
para destruirlos por completo, y romper mi pacto con ellos:
porque yo soy el SEÑOR su Dios.

026:045 Pero por ellos me acordaré del pacto de sus
antepasados, a quienes saqué de la tierra de Egipto en
a la vista de las naciones, para que yo sea su Dios: yo soy el
SEÑOR.

026:046 Estos son los estatutos, decretos y leyes que Jehová
hecho entre él y los hijos de Israel en el monte Sinaí por
la mano de Moisés.

027:001 Y habló Jehová a Moisés, diciendo:

027:002 Habla a los hijos de Israel, y diles: Cuando un
hombre hará voto singular, las personas serán para el
Jehová por tu estimación.

027:003 Y tu estimación será la del varón de veinte años
aun hasta el de sesenta años, aun tu estimación será de cincuenta
siclos de plata, según el siclo del santuario.

027:004 Y si fuere hembra, tu estimación será de treinta
plata.

027:005 Y si fuere de cinco años hasta veinte años,
entonces tu estimación será de veinte siclos de varón, y
para la hembra diez siclos.

027:006 Y si fuere de un mes hasta cinco años, entonces
tu estimación será del varón cinco siclos de plata,
y por la hembra tu estimación será de tres siclos de
plata.

027:007 Y si fuere de sesenta años arriba; si es varón,
entonces tu estimación será de quince siclos, y por el
hembra diez siclos.

027:008 Pero si fuere más pobre que tu estimación, entonces te presentará
mismo delante del sacerdote, y el sacerdote lo apreciará;
conforme a su capacidad que hizo voto valorará el sacerdote
a él.

027:009 Y si es una bestia, de la cual los hombres traen una ofrenda al
Jehová, todo lo que alguno diere de tal cosa a Jehová, será
santo.

027:010 No lo cambiará, ni lo cambiará, bueno por malo, ni
malo por bueno; y si cambiare bestia por bestia,
entonces él y su cambio serán santos.

027:011 Y si fuere alguna bestia inmunda, de la cual no ofrecieren
sacrificio a Jehová, entonces él presentará la bestia
ante el sacerdote:

027:012 Y el sacerdote lo tasará, sea bueno o sea malo, como
tú lo valoras, que eres el sacerdote, así será.

027:013 Pero si lo redimiere, entonces añadirá una quinta parte
parte de ella a tu estimación.

027:014 Y cuando un hombre santificare su casa para que sea santa para el
Jehová, entonces el sacerdote lo estimará, sea bueno o
malo: según lo estimare el sacerdote, así quedará.

027:015 Y si el que lo santificó redimiere su casa, entonces él
añadirá la quinta parte del dinero de tu estimación a
él, y será suyo.

027:016 Y si alguno santificare a Jehová parte de un campo
de su posesión, entonces tu estimación será conforme a
su semilla: un homer de semilla de cebada se valorará en
cincuenta siclos de plata.

027:017 Si santificare su campo desde el año del jubileo, conforme a
tu estimación permanecerá.

027:018 Pero si santifica su campo después del jubileo, entonces el sacerdote
le contará el dinero según los años que
remanente, hasta el año del jubileo, y será
abatido de tu estimación.

027:019 Y si el que santificó el campo de alguna manera redimiere
él, entonces añadirá la quinta parte del dinero de tu
estimación a él, y le será asegurado.

027:020 Y si no redimiere el campo, o si hubiere vendido la
campo a otro hombre, no se redimirá más.

027:021 Mas la tierra, cuando saliere en el jubileo, será santa
a Jehová, como campo consagrado; la posesión de los mismos
será del sacerdote.

027:022 Y si alguno santificare a Jehová la tierra que tiene,
comprado, que no es de los campos de su posesión;

027:023 Entonces el sacerdote le contará el valor de tu
estimación, hasta el año del jubileo; y hará
da tu estimación en aquel día, como cosa sagrada a los
SEÑOR.

027:024 En el año del jubileo le volverá el campo de
a quien fue comprado, aun a aquél a quien la posesión de la
la tierra pertenecía.

027:025 Y todas tus estimaciones serán según el siclo de
el santuario: veinte geras el siclo.

027:026 Sólo el primogénito de las bestias, que debe ser de Jehová
primogénito, nadie lo santificará; ya sea buey, o
ovejas: es del SEÑOR.

027:027 Y si fuere de un animal inmundo, entonces lo redimirá
conforme a tu estimación, y añadirás la quinta parte de
se lo reembolsará; o si no fuere redimido, será vendido
según tu estimación.

027:028 No obstante ninguna cosa devota, que un hombre dedique a
Jehová de todo lo que tiene, así de hombres como de animales, y de
el campo de su posesión, será vendido o redimido: cada
lo consagrado es santísimo a Jehová.

027:029 Ninguno devoto, que será devoto de los hombres, será
redimido; pero ciertamente será condenado a muerte.

027:030 Y todos los diezmos de la tierra, así de la simiente de la
tierra, o del fruto del árbol, de Jehová es; santo es
al SEÑOR.

027:031 Y si alguno redimiere algo de sus diezmos, deberá
añádele la quinta parte del mismo.

027:032 Y en cuanto al diezmo de las vacas o de las ovejas, aun de
todo lo que pasa bajo la vara, el décimo será santo para
El Señor.

027:033 No buscará si es bueno o malo, ni
él lo cambia: y si lo cambia en absoluto, tanto él como el
su cambio será santo; no será redimido.

027:034 Estos son los mandamientos que mandó Jehová a Moisés para
los hijos de Israel en el monte Sinaí.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.

  • In front of the station

    Frente a la estación

    Chad Nichols

    Al final de su turno, el oficial de policía estacionó su furgoneta policial frente a la estación...

    Frente a la estación

    Chad Nichols

    Al final de su turno, el oficial de policía estacionó su furgoneta policial frente a la estación...

  • Telegraph office

    Oficina de telégrafos

    Chad Nichols

    Un pastor alemán fue a la oficina de telégrafos para enviar un telegrama.....

    Oficina de telégrafos

    Chad Nichols

    Un pastor alemán fue a la oficina de telégrafos para enviar un telegrama.....

  • A crate of chickens

    Una caja de pollos

    Chad Nichols

    El hijo del granjero regresaba del mercado con una caja de pollos que su padre le había confiado...

    Una caja de pollos

    Chad Nichols

    El hijo del granjero regresaba del mercado con una caja de pollos que su padre le había confiado...

  • A mother mouse and a baby mouse

    Una mamá ratón y un bebé ratón

    Chad Nichols

    Una mamá ratón y un bebé ratón caminaban , cuando de repente, un gato los atacó...

    Una mamá ratón y un bebé ratón

    Chad Nichols

    Una mamá ratón y un bebé ratón caminaban , cuando de repente, un gato los atacó...

1 de 4
  • Joshua - Books of the Bible - King James Version

    Libro de Josué

    Chad Nichols

    Josué (el nuevo líder de Israel) lleva a Israel a conquistar la tierra prometida, luego reparte territorios entre las doce tribus de Israel.

    Libro de Josué

    Chad Nichols

    Josué (el nuevo líder de Israel) lleva a Israel a conquistar la tierra prometida, luego reparte territorios entre las doce tribus de Israel.

  • Deuteronomy - Books of the Bible - King James Version

    Libro de Deuteronomio

    Chad Nichols

    Moisés le da instrucciones a Israel (de alguna manera, un resumen de las leyes en Éxodo-Números) sobre cómo amar y obedecer a Dios en la Tierra Prometida.

    Libro de Deuteronomio

    Chad Nichols

    Moisés le da instrucciones a Israel (de alguna manera, un resumen de las leyes en Éxodo-Números) sobre cómo amar y obedecer a Dios en la Tierra Prometida.

  • Numbers - Books of the Bible - King James Version

    libro de numeros

    Chad Nichols

    Israel no confía ni obedece a Dios, y vaga por el desierto durante 40 años.

    libro de numeros

    Chad Nichols

    Israel no confía ni obedece a Dios, y vaga por el desierto durante 40 años.

  • Leviticus - Books of the Bible - King James Version

    Libro de Levítico

    Chad Nichols

    Dios le da instrucciones a Israel sobre cómo adorarlo.

    Libro de Levítico

    Chad Nichols

    Dios le da instrucciones a Israel sobre cómo adorarlo.

1 de 4